Remedios caseros para las hemorroides

Las hemorroides, también conocidas en el acervo popular como almorranas, son venas situadas en el ano que se inflaman debido a una multiplicidad de factores que vienen determinados por un excesivo sedentarismo, por el padecimiento de estreñimiento, por embarazo o por realizar excesivos esfuerzos a la hora de evacuar.
Debido a las características intrínsecas de la problemática, así como su disposición en el organismo podemos materializar síntomas como dolor y picores. Aunque existen fármacos especialmente diseñados para ser funcionales contra las hemorroides, también podemos echar mano de algunos remedios caseros tradicionales que alivien las molestias.
Combatir las hemorroides con remedios caseros
Aplicar hielo en la zona puede paliar la hinchazón que se produce en el ano a causa de la presencia de hemorroides. La presencia de frío va a reducir la cantidad de sangre que se acumula en el área, lo que va a provocar no solo que las almorranas se desinflamen, sino que también se conviertan en retráctiles. 
A su vez, y para que el remedio casero sea más efectivo, es posible aplicar calor posteriormente con el objetivo de aliviar las sensaciones de picor y dolor que pueden mostrarse tan molestas como para interrumpir y limitar nuestra vida diaria.
Otro remedio casero tradicional bastante habitual para aplacar la aparición de hemorroides en nuestro organismo tiene que ver con los tratamientos a base de plantas. Un aliño tan habitual en la dieta mediterránea como es el vinagre de manzana puede disponer también un uso orientado a la reducción del tamaño de las almorranas. Solución que puede ser aplicada directamente o utilizada cuando nos estamos bañando. Es el caso también de otros productos como el aceite de avellana, la corteza de roble, la salvia, el arrayán o la milenrama.
También podemos preparar bálsamos caseros friendo, por ejemplo, varios tallos de berenjena a fuego lento. Cuando el preparado se encuentre en estado tibio, podemos mojar una gasa en la grasa que se ha desprendido y aplicarla directamente en las hemorroides. Utilizar hojas de acelga directamente en la zona o tomar habitualmente zumo de tomate también pueden ser remedios que complementen los tratamientos habituales de esta anomalía.
error: Este contenido esta protegido !!