Memoria del dolor: El anuario que recuerda a víctimas de tiroteos en EU

Desde el año pasado el acusado, ahora culpable, había sido detenido por las autoridades debido a las víctimas que declararon abusos.

Argentina.- Un anestesista fue condenado a 22 años de prisión, luego de declararse culpable de haber abusado de menores de edad y grabarlos mientras estaban inconscientes antes o después de estar en el quirófano.

El acusado enfrentaba al menos 41 casos de filmar, fotografiar y abusar de los menores mientras se hallaban bajo los efectos de la anestesia, mismo material que difundía entre una red de pedofilia.

El médico laboró por 22 años en le Hospital de Mendoza, Agentina, sin embargo sólo fueron comprobados gracias a la evidencia los 41 casos antes mencionados.

Antes de que llegara a juicio público, el médico decidió reconocer la autoría de los hechos y sus abogados acordaron la condena de 22 años en prisión con la fiscal de Delitos Sexuales Virginia Rumbo. Arriesgaba una pena de entre 4 y 50 años de prisión, pero prefirió admitir su culpabilidad y pactar una pena intermedia.

Desde el año pasado el acusado, ahora culpable, había sido detenido por las autoridades debido a las víctimas que declararon cómo el médico tocaba su partes íntimas durante las consultas, excusando con ser parte de la revisión.

Estos toqueteos eran, en muchas ocasiones, grabados por el doctor en su consultorio. Otro casos se dieron con abusos hacía los menores cuando estaban bajo el efecto de la anestesia antes o después de tener una intervención quirúrgica.

Fueron colegas del hospital quienes denunciaron al médico, pues comenzaron a notar conductas extrañas al realizar su trabajo. A la par testigos comenzaron a declarar sobre los abusos perpetuados en el consultorio, pues los niños contaban a sus padres los procedimientos.

Con informaciòn de DEBATE.

error: Este contenido esta protegido !!