EL DEDO

Los retenes se multiplicaron este fin de semana y ni así, las autoridades pudieron inhibir los delitos patrimoniales. Con cámaras en la zona y filtros cerca de los accesos a Miramar, ayer se robaron otro carro en El Veneno y uno más en el primer cuadro de la ciudad. También ha habido robos a casa, a personas, daños, mientras los elementos de la Pesp, Marina y Policía Municipal se estacionan en puntos supuestamente estratégicos sin que hasta la fecha hayan realizado alguna detención en esos filtros tan molestos para la gente de trabajo. Al igual que ayer por la tarde, hoy y mañana, todas las corporaciones se van a ocupar de las playas de noche y madrugada, en retenes caza borrachos y recorridos nocturnos en San Carlos, algo que se hizo costumbre desde que abrieron las playas, pero ahora hay más elementos y más retenes. Pero las colonias, otra vez estarán desprotegidas durante la noche porque a ninguna de las instituciones que forman parte de la mesa de seguridad se les ocurre alguna estrategia para prevenir delitos patrimoniales y en los barrios no se ponen filtros ni se hacen operativos espectaculares, así que de nueva cuenta le toca a las familias de Guaymas cuidarse solas. Eso sí, para el lunes se presumirá de los logros en seguridad durante el informe de la alcaldesa Sara Valle Dessens que insistirá en dar cuentas alegres, aunque la comunidad sabe y sufre los problemas de violencia, mientras el gobierno municipal se ocupa de contar el dinero por los retenes y seguir con la estrategia recaudatoria, sin dar garantías de seguridad en la ciudad.

error: Este contenido esta protegido !!