EL DEDO

Si no te hace bien, te hará daño. El principio aplica para el programa seguido por la alcaldesa Sara Valle Dessens con motivo del aniversario de la Independencia de México, con un Grito sin eco, un desfile sin testigos y una ceremonia sin aplausos. Para eso, la presidenta orilló a corporaciones civiles y militares a realizar un operativo estéril porque al menos ayer, no hubo gente en las plazas y el desorden ocurrió en colonias con fiestas mexicanas, mientras las autoridades se concentraban en una plaza desolada. Y para hoy, el colmo será ver desfilar a las corporaciones que no se atreven a salir con el rostro descubierto por el riesgo y la violencia, tras el asesinato de un agente policiaco más en el municipio. Sin testigos, sin gente para alentar valores patrios, ¿de qué sirve un programa así? De nada. Entonces, si no hay un efecto positivo, fue un absurdo más de los asesores de la presidenta el distraer todo el aparato de gobierno para eventos en los que solo quedarán fotos y más rechazo de la gente porque, como se dijo, si no le resulta útil, sí le hace más daño a Sara Valle porque provoca más rechazo de la población. Lo dicho, mientras la presidenta siga sin escuchar a la ciudadanía que la ayudó a llegar a palacio municipal otra vez, tendrá más problemas y tomará decisiones basadas en el interés de un grupo y no de toda la comunidad.

error: Este contenido esta protegido !!