Robaron a abuelito de 91 años 355 mil pesos por medio de fraude telefónico

Roberto es un abuelito de 91 años que fue víctima de un fraude telefónico. Los criminales se hicieron pasar por trabajadores del banco en donde había depositado sus ahorros.

 

El fraude sucedió en agosto. En ese mes, don Roberto trasladó sus ahorros a una tarjeta de débito del banco Scotiabank, luego de la venta de un terreno. Poco después de haber realizado esta transacción, le marcaron personas que aseguraron ser del banco.

 

Tenían su contraseña y nombre de usuario y, con engaños, consiguieron que Roberto les dijera el token dinámico. En total le arrebataron a don Roberto 355 mil pesos.

 

Este dinero no se puede recuperar dado que el banco afirma que es culpa de Roberto haber revelado información personal.

 

“Estimado cliente. Le notificamos que se realizaron las acciones correspondientes para recuperar los recursos; sin embargo, no fue posible la recuperación. La investigación determinó que el fraude se derivó por compromiso de información a través de una llamada telefónica por parte del cliente, por lo que es importante mencionar que la guardia custodia del usuario, datos personales, contraseña y/o dispositivo llave son responsabilidad del cliente”, se lee en la respuesta oficial de Scotiabank presentada por El Universal.

Por desgracia, este no es el primer caso en que se denuncia que criminales se hicieron pasar con éxito como empleados de Scotiabank para robar a los cuentahabientes de dicho banco.

 

En espacios informativos como el programa Atando Cabos de Denisse Maerker y en El Universal se han reportado ya varios casos de cuentahabientes del mismo banco que denuncian haber sido engañados con el mismo modus operandi. En uno de los casos más graves reportado hasta la fecha, los criminales se llevaron 557 mil pesos de un solo cuentahabiente.

Roban a abuelito de 91 años $355 mil en fraude telefónico
Don Roberto, de 91 años. (Imagen: Especial)

 

La Asociación de Bancos de México (ABM) afirma que en el caso de un fraude telefónico no es responsabilidad del banco sino del usuario quien revela su información personal. Esto aplica incluso en el caso de Roberto, donde los criminales ya contaban con información sensible, como lo eran su nombre de usuario y contraseña.

 

Don Roberto acudió a una sucursal de Scotiabank en Querétaro, donde primero le dijeron que había esperanza de recuperar su dinero. Sin embargo, luego de que el señor presentara una carta contando los pormenores del atraco, el banco reculó y dijo que había sido responsabilidad del señor.

 

Roberto aún tiene la esperanza de poder recuperar su dinero.

error: Este contenido esta protegido !!