China prepara misión robótica para recolectar rocas de la Luna, la primera de este tipo en más de 40 años

La misión Chang’e-5 de China, que se lanzará el 24 de noviembre, tiene como objetivo traer a la Tierra las primeras rocas lunares de la última misión Luna en 1976.

La humanidad no ha vuelto a la Tierra con ningún material de la Luna desde que la misión robótica Luna 24 desde que la Unión Soviética lo hizo en 1976.

 

El objetivo de Chang’e-5 es Mons Rümker, un montículo volcánico de 70 kilómetros de ancho en la cara visible de la Luna, que puede haber entrado en erupción hace unos mil 300 millones de años.

 

Es “el mar de basalto más joven de la Luna”, dice Xiao Long, geocientífico planetario de la Universidad de Geociencias de China, refiriéndose a la lava oscura que también se ve en los mares lunares.

 

Brett Denevi, geólogo planetario del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins y presidente de ciencias de un grupo de análisis lunar de la NASA, dice que China ha elegido un lugar donde puede tener un gran impacto científico. “Comprender la edad de esas muestras y todas las implicaciones en todo el Sistema Solar que surgen de ese resultado será un gran paso adelante para la ciencia planetaria”, explicó.

El método de recuento de cráteres para determinar la edad se basa en la noción de que las superficies marcadas con menos cráteres son más jóvenes que las que se han acumulado más.

 

Las regiones fechadas con muestras de las misiones Apolo y Luna han ayudado a calibrar el método. Pero a excepción de un valor atípico joven, todas esas fechas se agrupan entre tres mil 200 millones y tres mil 900 millones de años, lo que deja el método sin anclar y es altamente incierto para superficies menores de tres mil millones de años.

“Las muestras de Chang’e-5 proporcionarán otro punto de datos”, dijo Kentaro Terada, cosmoquímico de la Universidad de Osaka.

 

China y la Luna

 

Chang’e-5 es la última de una serie de misiones lunares cada vez más ambiciosas de la Administración Nacional del Espacio de China, todas con el nombre de Chang’e, una diosa china de la Luna.

 

Un par de orbitadores, lanzados en 2007 y 2010, se centraron en cartografía y observaciones remotas. La misión de aterrizaje-explorador Chang’e-3, en 2013, llevó el primer radar de penetración terrestre a la superficie lunar. En 2019, Chang’e-4, otro módulo de aterrizaje-rover, fue la primera nave espacial en aterrizar en el lado oscuro de la Luna. Se planean tres misiones Chang’e más y una estación de investigación científica robótica para 2035.

error: Este contenido esta protegido !!