“NECESITAMOS UN FEMINICIDIO”: CONCEJAL DE CHILE PIDE VIOLENCIA EN SU COMUNIDAD PORQUE ‘NO HAY NADA QUÉ HACER’

Camilo Para Soto es el nombre de alguien que seguro no conoces si no vives en Chile (y a lo mejor tampoco es tan famoso por allá), pero créeme, lo recordarás un buen rato a partir de ahora. Resulta que es concejal en aquel país (un cargo político regional) y grabó un video donde se puso a pedirle a los hombres de su comunidad que haya algo de acción por los rumbos.

 

Y cuando decimos “acción” nos referimos a lo peor posible. Sí, este concejal recientemente electo en la comunidad Til Til, al norte de Chile, se puso a decir que no hay mucha chamba en la zona de El Manzano, así que pidió que haya unos balazos, que los hombres le peguen a sus esposa (y viceversa) y por qué no, hasta pidió que se dé por allá un feminicidio.

Vamos con las palabras de este concejal electo en Chile:
“Hola vecinos, ¿cómo están? Bueno, la verdad este videíto es para incentivar un poco que haya más de movimiento acá en El Manzano, porque la verdad es demasiado tranquilo. Necesitamos unos balazos, un feminicidio. Si usted le quiere pegar a su marido, si usted le quiere pegar a su esposa (…) porque de verdad ya no hay nada más que hacer aquí en El Manzano“, dice.

Trump cancela su propio blog después de 29 días

“La verdad de las cosas esto ya no da pa’ más, esta tranquilidad extrema. No se escucha nada, ni un alma volando, nada. Por favor vecinos incentivemos el golpe intrafamiliar. Por favor vecinos, ¡péguenle a su esposa! (…) De verdad, es demasiada tranquilidad y necesitamos un poco de adrenalina“.

Las reacciones a sus palabras
Según informa el medio local La Nación, Camilo Para Soto fue electo concejal de Til Til tras postularse de manera independiente con un cupo del Partido por la Democracia (PPD) de Chile. Naturalmente sus palabras generaron todo tipo de reacciones en contra, de opositores, organizaciones feministas e incluso del mismo partido.

 

Ya pidió disculpas
Pero como le pasa a todos los que se creen muy graciosos y terminan dándose cuenta de lo que generaron sus palabras, Para Soto ya salió a disculparse y dijo que no era su intención incitar la violencia ni los feminicidios en la zona, que todo era un chiste para un grupo privado, no un mensaje para la población.

“Fue una humorada para un grupo cerrado, que se filtró y tengo que decirlo de todo corazón, y lo juro por Dios, que esto no era algo para incitar al odio o incitar al femicidio (…) La cagué porque no medí las consecuencias de lo que hablé y pido las disculpas correspondientes (…) Yo me comprometo a pensar un poco más las estupideces que uno pueda hablar”, expresó.

 

error: Este contenido esta protegido !!