¿Por qué algunos tequilas tienen un gusano dentro?

Conoce para qué sirve el gusano del tequila y si de verdad hay alguna utilidad de un insecto dentro de una bebida alcohólica como esta.

¿Por qué algunos tequilas tienen un gusano dentro? ¿Es esto real o no es más que una «leyenda»? Lo cierto es que la creencia popular es la de pensar que el tequila de calidad tiene un gusano en el fondo de la botella. Algo que no es del todo falso, pero que os queremos explicar con más detalle para que entendáis el porqué de esta «tradición».

¿Por qué algunos tequilas tienen un gusano dentro?

Muchas son las personas que están convencidas de que muchos tequilas, especialmente aquellos que dicen tener mejor calidad, llevan un gusano dentro, pero lo cierto es que no es así. De hecho, los gusanos solo se encuentran en algunas botellas de mezcal, un tipo de alcohol destilado de la planta de agave. Técnicamente, el tequila es un tipo de mezcal, y de ahí proviene la creencia.

Mezcal y tequila

El mezcal es un tipo de alcohol destilado del jugo fermentado de plantas de agave o maguey. El tequila es una variedad de mezcal, destilado de la planta del agave azul (Agave Tequiliana Weber), lo que le da su sabor único.

Legalmente, el tequila solo se puede elaborar en el estado de Jalisco, una región centro-occidental de México. El mezcal, por otro lado, se puede producir en todo México. El mezcal tiene un sabor ahumado distintivo que proviene de cocinar plantas de maguey en hornos de carbón, mientras que el tequila tiene un sabor dulce y fuerte que proviene de la adición de caña de azúcar.

Historia del gusano

El gusano fue agregado al mezcal en 1950 por un empresario de la Ciudad de México llamado Jacobo Lozano Páez.

A medida que los gusanos entraban ocasionalmente en lotes de mezcal, viviendo en plantas de agave, nació este truco de marketing: incluir deliberadamente un gusano en las botellas y difundir el mito del gusano con «propiedades mágicas». Hoy en día, el gusano en la botella de mezcal es una tradición establecida pero no lo encontramos en las botellas de tequila sin más.

Información sobre el gusano en el mezcal

Sin embargo, tenéis que saber que el gusano que se utiliza para las botellas del mezcal no es en realidad un gusano, sino más bien la forma larvaria de una polilla, que excava y se come la planta de agave. Hay dos familias de «gusanos» del mezcal: el gusano rojo que se encuentra en el corazón de la planta de agave y el gusano dorado que se encuentra en las hojas de la planta de agave. La larva roja se considera más valiosa porque proviene del corazón de la planta.

Mitos y tradiciones

Se tiene la creencia popular de que el «gusano del mezcal» tiene propiedades especiales que también pueden transmitirse a quien lo come, aunque lo cierto es que todo esto no es más que una maniobra de marketing. Se cree que tiene propiedades afrodisíacas, lo que hace que quienes lo consumen realicen proezas sexuales. También se cree que dan fuerza y ​​tienen propiedades alucinógenas.

Ninguno de estos poderes ha sido probado nunca, aunque parece que el gusano dentro de la botella de mezcal se puede comer sin problema. De todas maneras, quizás lo mejor sea beber la bebida y dejar el gusano sin más, en el fondo de la botella.

error: Este contenido esta protegido !!