Científicos de la UNAM hallan en aire de CDMX bacterias que causan enfermedades respiratorias

Científicos de la UNAM hallaron bacterias en el aire de Coyoacán y Xochimilco, que pueden causar laringitis, faringitis, asma y hasta EPOC.

Científicos del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hallaron bacterias en el aire de la Ciudad de México que causan enfermedades respiratorias.

Las bacterias forman parte de los bioaerosoles, detalló la experta María del Carmen Calderón Ezquerro, y pueden causar laringitis, faringitis, asma, alergia, edema pulmonar y hasta Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

En el “Estudio aerobiológico de la composición de comunidades bacterianas y fúngicas en la atmósfera de la Ciudad de México” se utilizaron varios equipos de monitoreo para complementar la información, y metagenómica para identificar con precisión qué microorganismos están en el aire que se respira en la CDMX.

Calderón Ezquerro y su equipo compararon la microbiota del aire (bioaerosoles) en Coyoacán y Xochimilco y descubrieron que los tipos de bacterias que abundan en el aire de ambas alcaldías son casi los mismos.

Los resultados indicaron que las comunidades bacterianas estuvieron representadas principalmente por los phyla (tipos a los que pertenecen algunos géneros patógenos): Actinobacteria (Mycobacterium, Corynebacterium), Proteobacteria (Escherichia coli, Salmonella, Vibrio, Helicobacter), Firmicutes (Bacillus, Clostridium, Staphylococcus, Streptococcus), Bacteroidetes (Flavobacterium, Sphingobacterium), Cyanobacteria (especies de Oscillatoriales productoras de cianotoxinas, entre otras), y las comunidades fúngicas (de hongos) Ascomycota (Asperguillus y Penicillium), Basidiomycota (Cryptococcus), y Zigomycota (Rhizopus y Mucor familia Mucoraceae, causante del hongo negro).

La investigación, cuya toma de muestras duró un año, fue financiada por la Dirección General de Asuntos del Personal Académico y el Programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica de la UNAM.

Continuará para determinar la microbiota conforme a las condiciones meteorológicas día a día y su relación con los contaminantes ambientales como el ozono y las partículas PM 10 y 2.5 um.

La importancia del estudio, destacó María del Carmen Calderón Ezquerro, radica en analizar los cuidados a tomar conforme a los microorganismos en el aire, ya que “la reacción ante ellos depende de nuestra respuesta inmune”.

error: Este contenido esta protegido !!