Mega ‘juntada’ clandestina en San Carlos

Casi dos mil personas se concentraron en Villa Bemela para participar en fiesta clandestina, sábado y domingo.
Dueños y residentes del complejo habitacional de San Carlos reportaron la intrusión de jóvenes pero la policía municipal no hizo acto de presencia.
Desde el sábado a las diez de la noche y hasta las cinco de la mañana del domingo, se celebró la fiesta con DJ, cobro de cien pesos por ingreso y alcohol.
Según vecinos y responsables del área campestre, en el lugar había menores de edad, consumo y venta de alcohol, sin presencia de elementos de la policía auxiliar.
En la comandancia de San Carlos hubo doce llamadas de denuncia tan solo de tres familias dueñas de lotes en Villa Bemela que sufrieron intrusión de jóvenes en su propiedad y daños.
Elementos de la comandancia de San Carlos se negaron a atender los reportes.