Implementar medidas preventivas para EPOC es clave para reducir mortalidad.

La EPOC, enfermedad pulmonar inflamatoria crónica que causa la obstrucción del flujo de aire, afecta a 250 millones de personas en el mundo.

Implementar medidas preventivas y de atención temprana de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es indispensable para evitar que en la próxima década continúe siendo una de las principales causas de muerte en el mundo, advirtió este miércoles un especialista.

Tenemos que trabajar en la prevención de esta enfermedad, pero también en la atención temprana para evitar complicaciones que deriven en la muerte”, señaló en una conferencia de prensa el neumólogo Gabriel Escobedo Arenas.

La EPOC, una enfermedad pulmonar inflamatoria crónica que causa la obstrucción del flujo de aire de los pulmones, afecta a 250 millones de personas en todo el mundo y que provoca la muerte de tres millones de personas al año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Mientras que en México, afirmó el experto, afecta a un 7.9 por ciento de la población.

El experto recordó que en 2010 la enfermedad, tan solo en México, cobró la vida de 10 mil personas, y en 2020 se reportaron 23 mil muertos por esta causa.

Es indispensable trabajar para que en el futuro deje de estar entre las principales cinco causas de muerte”, apuntó.

Escobedo Arenas apuntó que el tabaquismo es considerada la principal causa de esta enfermedad, pues del 100 por ciento de los diagnosticados entre el 70 y el 80 por ciento tienen un antecedente tabáquico.

“Por lo que no debemos quitar el dedo del renglón en prevenir el consumo del tabaco”, así como buscar estrategias para que los fumadores abandonen el hábito.

Sin embargo, puntualizó que también existen algunos otros factores que pueden contribuir a que una persona desarrolle EPOC, como la herencia genética, la exposición al humo de leña, la contaminación ambiental y el tabaquismo pasivo -exponerse al humo del tabaco-.

Señaló que una de las principales complicaciones de la enfermedad es que los pacientes van perdiendo fuerza en los bronquios, lo que los hace más susceptibles a enfermedades respiratorias e incluso, puede predisponerlos a desarrollar cáncer de pulmón.

Los pacientes con EPOC, tienen 150 por ciento más probabilidades de tener cáncer de pulmón que personas sin la enfermedad, pues esta disminuye las defensas”, advirtió.

Evitar complicaciones
El especialista señaló que esta enfermedad es prevenible, más no curable, por ello la labor tanto del paciente que ya vive con ella como del especialista es trabajar para evitar complicaciones.

Esto conlleva un cambio de aspecto social. Los pacientes con EPOC deben evitar el humo del cigarro y para ello tienen muchas veces que alejarse de amigos fumadores”, indicó.

Además, dijo, es preciso que en la época invernal eviten ambientes fríos, cambios bruscos de temperatura y mantenerse activos realizando el ejercicio recomendando por su especialista.

Asimismo, pidió que los pacientes se vacunen contra la influenza y mantengan las medidas sanitarias como cubrebocas, sana distancia y evitar lugares concurridos.

Finalmente, hizo un llamado a que especialistas y pacientes para prevenir la enfermedad.

“Hemos fallado como profesionales pues no evitamos la enfermedad, hacemos un diagnóstico tardío, y por ende no se da tratamiento oportuno, además de que muchas veces no se previenen las agudizaciones. Debemos trabajar muy duro en ello”, concluyó.

 

error: Este contenido esta protegido !!