Marisol y Antelmo, murieron en la lucha

Poco después de las seis de la tarde, Marisol y Antelmo cumplían con su misión de vida y ahí los alcanzó la muerte.

Ella, joven activista de un colectivo de mujeres, encabezaba protesta como cada 25 de mes, en un apostolado que decidió librar a favor de los derechos de su género.

Él cuidaba a la presidenta municipal en una comisión que le había sido conferida hace dos meses como policía municipal de Guaymas.

Ambos estaban en uno de los lugares más seguros de Guaymas por su significado, el palacio municipal, sede de los poderes del Ejecutivo local.

Ahí llegaron empistolados para burlar la vigilancia dispuesta por el comisario Andrés Humberto Cano Ahuir por un evento que se realizaría con la Alcaldesa Karla Córdova.

Lanzaron una granada, dispararon y cegaron la vida de la joven de 22 años que tenía una pancarta de no violencia contra la mujer en la mano; su cuerpo quedó tendido en los escalones de la entrada a Palacio por la Serdán.

A Antelmo de 38 años lo mataron dentro del inmueble en cumplimiento de su deber.

Además, los sicarios hirieron al agente Julián, activista Giovana y a Noé funcionario municipal.

Se habla de un sicario abatido.

Los cuerpos de víctimas fueron llevados a un anfiteatro para diligencias de Ley. Qepd

error: Este contenido esta protegido !!