“No soy un criminal”: condenan a chofer a 110 años de prisión por choque donde quedó sin frenos

Un chofer de origen cubano ha sido condenado a 110 años de prisión por un accidente donde fallecieron cuatro personas en 2019. Rogel Aguilera-Mederos fue encontrado culpable por el accidente donde su tráiler se quedó sin frenos. Ahora, una petición en Change.Org firmada por 2 millones de personas pide conmutar la sentencia por considerarla excesiva.

En abril del 2019, Rogel Aguilera-Mederos se vio involucrado en un trágico accidente automovilístico en Denver, Colorado. El chofer cubano, que entonces tenía 23 años, se quedó sin frenos mientras conducía por la autopista, lo que provocó una carambola donde perdieron la vida cuatro personas.

Un mes más tarde se le imputaron 40 cargos, lo que fue considerado como excesivo por parte de su abogado. La Fiscalía, en cambio, consideraba que Aguilera-Mederos “exhibió extrema indiferencia ante el valor de la vida humana”.

El pasado 15 de octubre del 2021 se le encontró culpable de 27 de estos cargos, entre los que destacan homicidio vehicular e indiferencia humana, tras un juicio donde se esgrimió que el joven conductor no tenía la pericia necesaria para sortear la montañas de Colorado. Los familiares de los fallecidos declararon tener enojo y rencor por la pérdida de sus seres queridos.

Durante el juicio, Aguilera-Mederos alegó que su tráiler se quedó sin frenos debido a una falla mecánica. Sin embargo, la Fiscalía le acusó de no tomar las rampas de emergencia adyacentes a la carretera para detener el vehículo.

Rogel Aguilera-Mederos habría pasado 48 años en prisión, pero el juez determinó este 14 de diciembre que cumpliera sus condenas de forma consecutiva por lo que tendrá que permanecer en prisión 110 años. En redes sociales, activistas han señalado que esta condena es excesiva y que tiene un claro componente racista.

Tras oír su condena, el joven de origen cubano dijo, conmovido hasta las lágrimas, que pensaba día y noche en las víctimas del accidente, que asumía la responsabilidad del mismo, pero que no se consideraba un criminal.

“Me estoy muriendo en vida. Es difícil vivir con este trauma. No puedo dormir. Estoy pensando todo el tiempo en las víctimas. Este fue un accidente terrible, lo sé. Asumo la responsabilidad. Pero no fue intencional. No soy un criminal”, dijo.

Después de que se diera a conocer la sentencia, se lanzó una petición en Change.Org que pide al gobernador de Colorado, Jared Polis, que conmute la sentencia.

Los firmantes señalan que Aguilera-Mederos no estaba alcoholizado ni drogado, no tenía antecedentes ni infracciones previas y colaboró en todo momento con las autoridades. Además subrayan que el tráiler se quedó sin frenos por una falla mecánica.

“Parece que el juez no entiende qué significa ‘accidente’ ni qué significa ‘justicia’. Una falla de los frenos no puede llevar a una condena de más de un siglo. […] Lo tratan peor de los asesinos que entran a las escuelas y matan a los niños.”, declaró a EFE desde Miami Miguel Paneke, uno de los firmantes.

Hasta ahora, 2 millones de personas han firmado la petición publicada en Change.Org. Muchas de las personas que se han sumado a esta causa concuerdan en que hubo un componente racista en la sentencia hacia Aguilera-Mederos.

“Todos los padres latinos deberían pensar lo que les puede pasar a cualquiera de nuestros muchachos que, siendo inocentes, son tratados como los peores criminales. Todos los padres latinos deberían sumarse a esta campaña”, expresó Paneke.

Con información de EFE