Policía municipal protege a oficial de Tránsito

Con denuncia por violencia familiar y sustracción ilegal de infante, un oficial de Tránsito fue deslindado de responsabilidad por la policía municipal.

La mañana de este jueves, Adrián, de 36 años, accedió a entregar al hijo de 2  meses acompañado por agentes preventivos que lo llevaron a su casa en Villas del Tular.

Ahí lo recibió la esposa que se quedó con el infante sustraído por la madrugada después de que el oficial golpeara a la mujer.

A pesar de las denuncias, los elementos policiacos dejaron ir a Adrián sin presentarlo en la fiscalía sonorense donde debieron entregar informe policiaco homologado sobre el incidente.

La madrugada de este jueves, Adrián fue denunciado por su esposa de golpearla y llevarse sin su consentimiento al hijo de ambos.

Por la mañana, el oficial estableció comunicación con personal de la policía municipal a quienes,  de inicio, negó tener al bebé.

Lo convencieron para entregar al recién nacido y se retiró del lugar sin problema alguno.