Familia gasta 30 mil pesos en pruebas PCR para todos los invitados de su fiesta de año nuevo

Una familia de California planea someter a todos los invitados de su fiesta de Año Nuevo a pruebas de PCR para detectar con anticipación casos de COVID-19. “Queríamos tener esta fiesta y creemos que podemos hacerlo de forma segura”, dijo el anfitrión.

A diferencia de las pruebas de antígenos, las cuales están disponibles en todas las farmacias de Estados Unidos, las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, en inglés) son más precisas. Por ello, éstas han sido el estándar desde el inicio de la pandemia para detectar casos de covid, aunque su uso permanece limitado a los laboratorios.

A menos, claro, de que alguien esté dispuesto a invertir mil 500 dólares (arriba de 30 mil pesos) para adaptar este mecanismo a un uso casero.

Eso fue lo que hizo Andrew Angus, un residente del condado de Marin, al norte de San Francisco. Alarmados por el explosivo aumento de contagios de covid que se ha dado en las últimas semanas por la variante ómicron, el señor Angus optó por tomar medidas adicionales de precaución en lugar de cancelar su fiesta.

“Ha sido un año estresante, pero ha sido un año realmente genial e importante para nuestra familia, y para nosotros es importante que todos nos reunamos con nuestros amigos”, dijo Angus.

En su familia hay dos niños que aún no tienen edad para recibir la vacuna, así que se compró una máquina que se toma veinte minutos para hacer una prueba PCR.

“Pones el cartucho. Se calienta. Luego sacas la muestra de tu nariz, la pones en el cartucho y se sincroniza con mi teléfono”, dijo Angus.

Los invitados de su fiesta se presentarán unas horas antes del evento para hacerse una prueba. El señor Angus apuntó los nombres de todos en una hoja de cálculo, así como la hora de su “cita”. Por supuesto, todos los asistentes deben demostrar que cuentan con el esquema completo de vacunación.

“No haríamos esto si solo tuviéramos pruebas rápidas de antígenos. Pero, con una prueba de PCR, será mejor para la infección asintomática y la infección temprana”, dijo el hombre empedernido en hacer su fiesta sin riesgo alguno.

El 30 de diciembre, California reportó 41 mil casos confirmados de COVID-19. Hace un mes, apenas registraba 5 mil casos por día.