Juez determina prisión preventiva justificada para Rosario Robles; niega prisión domiciliaria

Por quinta ocasión, un juez de control del Reclusorio Sur dictó prisión preventiva justificada contra la exsecretaria de Sedesol y de la Sedatu, Rosario Robles, quien continuará en el penal femenil de Santa Martha Acatitla.

Este jueves, se llevó a cabo una audiencia, en la que el juez de control, Ghanter Alejandro Villar confirmó que el auto de vinculación a proceso contra la exfuncionaria federal, por el delito de uso indebido de atribuciones y facultades y ratificó la prisión preventiva justificada que mantiene desde hace más de dos años y 4 meses.

Ella se presentó en la audiencia con pantalón, suéter y chamarra de color beige. Usaba tenis, un ligero maquillaje, con una cola de caballo en la cabeza y de buen ánimo al inicio.

Juez explicó durante más de tres horas sus motivos
Durante la audiencia, no intervinieron la defensa, ni los representantes de la Fiscalía General de la República. Únicamente el juez explicó durante más de tres horas, los motivos que lo llevaron a confirmar la prisión preventiva justificada.

Explicó que a petición de un tribunal colegiado en materia de amparo, tenía que fundamentar el por qué no podía modificar las medidas cautelares dictadas a Rosario Robles, como lo había solicitado la defensa legal de la imputada.

El juez sostuvo que había dos argumentos a favor de Rosario Robles. Que ella se presentó voluntariamente en Agosto de 2019 y que tuviera un arraigo domiciliario.

También reconoció que Rosario Robles no tramitó una licencia de conducir falsa, como la acusa la FGR.

Cinco motivos para confirmar la prisión preventiva justificada

Sin embargo, dijo que por el contrario, había cinco motivos suficientes para confirmar la prisión preventiva justificada.

Que existe un real motivo de fuga, que mintió en relación a sus viajes al extranjero, que por tratarse de un delito que tiene una pena máxima, ella podía evadir la acción de la justicia y que no reconoció desde un principio, que tenía más de un domicilio.

Para este momento, el rostro de Rosario Robles pasó de la alegría a la molestia.

Pidió hablar. Dijo que no esperaba otra cosa, que le quedaba claro que está presa por que se llama Rosario Robles.

Dijo ser inocente, mientras que otros funcionarios que también están acusados en la misma causa penal, están libres y que ella, no se había robado ni un peso, que no tenía cuentas bancarias o en dólares en el extranjero, que no tenía negocios, ni autos de lujo.

Le dijo al juez que hará uso de su derecho para apelar a esta resolución y le pidió que ya no le trasladé más a otra audiencia, porque no tenía sentido.

Al salir de la audiencia, habló el abogado y la hija de Rosario Robles.

“Me parece que esta decisión nuevamente violenta el amparo, de tal manera que anticipamos que me voy a inconformar nuevamente por la forma del cumplimiento… Interpondré el amparo correspondiente”, detalló Epigmenio Mendieta, abogado de Rosario Robles.

Mientras que Mariana Moguel dijo que el juez no ha respetado la presunción de inocencia.

“Es muchísima tristeza que un juez con esta trayectoria… se preste a las instrucciones de la venganza… Desde el principio de la audiencia ha tratado a mi mamá como culpable violando completamente la presunción de inocencia… Lo único que tiene de culpable es que se llama Rosario Robles”, aseguró Mariana Moguel, hija de Rosario Robles.

Rosario Robles fue trasladada de nueva cuenta al penal femenil de Santa Martha Acatitla.

Poco después de las 19:00 horas, Rosario Robles, regresó a la cárcel, en una ambulancia, y en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

Con información de Mario Torres y Arturo Sierra