“El covid es real y no discrimina”: Hermanos pierden a ambos padres en menos de 2 días

La pandemia del covid está cerca de cumplir dos años desde que se hiciera una realidad, y a lo largo de este tiempo se han sumado historias tristes que muestran lo que puede llegar a provocar el virus, como la vivida por los hermanos Walker, quienes perdieron a ambos padres en menos de dos días

Bob y Sue Walker fueron un matrimonio sólido que duró 44 años hasta que ambos fallecieron con apenas 46 horas de diferencia tras estar hospitalizados en Arizona, Estados Unidos.

“Eran verdaderamente una pareja. Quiero decir, nada podía interponerse entre ellos”, así definió Stephanie Walker, de 40 años, el matrimonio de sus padres para el medio CNN.

Bob y Sue se enteraron de su contagio un día previo al Día de Acción de Gracias. La primera en saber que estaba infectada por el covid fue Sue, quien estaba recibiendo tratamiento para EPOC. Tras conocer el resultado, Bob se hizo una prueba rápida y también salió positivo.

Ambos fueron hospitalizados, mientras que sus hijos lograron realizar una videollamada para que se vieran vía remota y se dieran ánimos. Finalmente, fallecieron el 30 de noviembre y 2 de diciembre. Primero Sue, después Bob.

De acuerdo a Jonathan Walker, hijo del matrimonio, ninguno de sus padres estaba vacunado y los dos tenían problemas de salud del pasado. Por ejemplo, Bob padeció problemas renales y recientemente le habían amputado una parte del pie por complicaciones con la diabetes.

“Mis padres se amaban. No había ninguna duda al respecto. Se mantuvieron fieles a sus votos de ‘hasta que la muerte nos separe’”, mencionó Jonathan. Por su parte, Charissa, hermana gemela de Stephanie, aseguró que esperaba tener un amor como el que sus papás habían tenido.

“El covid es real y no juzga. Perder a uno de tus padres por este virus es horrible, pero perder a dos en poco tiempo es increíble”, dijo Stephanie, quien aún siente la necesidad de hablar con sus padres apenas un mes después de su muerte.

Los tres hermanos recibieron las cenizas de sus padres unos días antes de Navidad y planean realizar una misa el próximo 1 de marzo, día del cumpleaños de Sue y del 45 aniversario de bodas, en la misma iglesia donde se casaron.