Tras homicidio de niña de 5 años, Rusia busca enviar a pedófilos a prisiones en Siberia de por vida

Rusia endurecerá sus leyes para encarcelar automáticamente a los pedófilos reincidentes de por vida en cárceles polares en Siberia. Esto tras el homicidio de una niña de cinco años que ha horrorizado a la sociedad rusa.

La nueva legislación está siendo aprobada tras el terrible horrible de Veronika Nikolayeva, una niña de cinco años que fue secuestrada por un pedófilo reincidente y su pareja sentimental. Ambos la violaron y apuñalaron hasta la muerte.

La niña de 5 años había estado jugando cerca del lugar de trabajo de su madre en Kostroma, una ciudad al occidente de Rusia. Un video difundido en redes sociales mostró cómo la secuestraron antes de abusar de ella.

Es las imágenes se aprecia que la niña trató de defenderse, pero los transeúntes no hicieron nada por ayudarla, y los hombres lograron llevársela a su domicilio. Su madre notó la ausencia de su hija y de inmediato se puso en contacto con la policía para reportar la desaparición.

 

Su cadáver fue encontrado más tarde en una bolsa de lona, cuando Denis Gerasimov de 44 años, y Vadim Belyakov de 24, planeaban deshacerse de su cuerpo. Fueron detenidos y necesitaron de la protección de la policía porque casi fueron linchados por los vecinos. Posteriormente confesaron su culpabilidad.

Gerasimov había sido liberado de una condena por un delito sexual contra un menor en marzo de 2021.

Por ello, el presidente del parlamento, Vyacheslav Volodin, dijo que la “terrible tragedia” de Veronika exponía la urgencia de endurecer las leyes contra los pedófilos.

“Uno de los detenidos resultó ser un pedófilo que había sido condenado”, declaró de acuerdo con reportes de medios locales, y agregó: “Hagamos todo lo posible para aprobar la ley de cadena perpetua para pedófilos en enero”.

Rusia pedófilos enviados a prisión Siberia

A pesar de los gritos de la niña pidiendo ayuda, nadie hizo nada por evitar que los dos sujetos se la llevaran | Foto: Twitter @SchengenStory

Además, pidió el endurecimiento de las condiciones de detención para que los culpables de estos delitos sean enviados a las regiones polares de Rusia, como Siberia, para cumplir sus penas.

“Los condenados por tales delitos deben cumplir cadenas perpetuas en las condiciones más duras, en el extremo norte (de Rusia) o en las minas. Estos bastardos deberían pasar por el trabajo más duro, para que recuerden los crímenes que cometieron todos los días y se arrepientan. No se les puede llamar humanos“, aseveró.