Cómo reparar una pared con humedad de forma económica, rápida y efectiva

¿Tienes una o más paredes con humedad? Te decimos un método muy efectivo con el que puedes repararla de forma rápida y sin gastar mucho dinero.

Tener manchas de humedad en las paredes de nuestro hogar no solo afecta su aspecto, sino que además puede dañar la salud de nuestra familia.

Especialistas de Mayo Clinic señalan que el moho y la humedad puede provocar irritación, picazón en la garganta, congestión nasal, piel seca, tos, estornudos, lagrimeo y ardor en los ojos. A esto se suma la alergia al moho, que se manifiesta con señales de alerta como opresión en el pecho y dificultad para respirar.

El cúmulo de humedad y la exposición a las esporas de moho también agudizan el cuadro de las personas con asma.

Para evitar estos problemas, solo tienes que reparar tu pared siguiendo un método muy simple. Para lograrlo únicamente necesitas los siguientes materiales:

Cubrebocas
Espátula
Pintura
Cloro
Fibra metálica
Impermeabilizante

Estos son los pasos que debes seguir:

Ponte el cubrebocas para no inhalar el humo
Limpia la zona de la pared que tiene la humedad y con la espátula raspa los pedazos de pintura que se hayan levantado
Cuando tengas la pared totalmente lisa, con cloro y una fibra metálica talla los hongos que se hayan generado.
Al secar la pared aplica el impermeabilizante.
Finalmente pinta la pared con el tono original que tenía, o bien, cámbialo por otro que te guste más.