EEUU cancela diálogo con talibanes por cierre de escuelas para mujeres afganas

Estados Unidos anunció, el viernes 25 de marzo de 2022, la cancelación de las conversaciones en Doha, Qatar, con los talibanes, debido a su decisión de prohibir la asistencia de las afganas a la escuela secundaria.

“Hemos cancelado algunos de nuestros compromisos, incluidas las reuniones planificadas en Doha en torno al Foro de Doha, y dejamos en claro que vemos esta decisión como un posible punto de inflexión en nuestro compromiso”, declaró Jalina Porter, portavoz del Departamento de Estado.

El Foro de Doha se celebra el sábado y el domingo en la capital catarí.

Los talibanes, que tomaron el poder en agosto y aspiran a un reconocimiento internacional, cerraron las escuelas de niñas esta semana apenas horas después de reabrirlas tras siete meses de clausura.

“Esta decisión, si no se revierte rápidamente, dañará profundamente al pueblo afgano, las perspectivas de crecimiento económico del país y la ambición de los talibanes de mejorar sus relaciones con la comunidad internacional. Por el bien del futuro de Afganistán y de la relación de los talibanes con la comunidad internacional, instamos a los talibanes a que cumplan sus compromisos con su pueblo. Apoyamos a las niñas afganas y sus familias, que ven la educación como un camino para desarrollar todo el potencial de la sociedad y la economía de Afganistán”, dijo la portavoz.

La embajadora de los Emiratos Árabes Unidos ante la ONU, Lana Nusseibeh, denunció una “decisión arbitraria” del nuevo gobierno afgano en una declaración en nombre de diez países (EAU, Noruega, Albania, Brasil, Francia, Gabón, Irlanda, México, Reino Unido y Estados Unidos).

La decisión es “un revés a los compromisos asumidos por los propios talibanes en las últimas semanas y meses” y “un paso atrás profundamente preocupante”, añadió.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, también han denunciado en los últimos días la prohibición de que las afganas vuelvan a la escuela secundaria.

El jueves, seis países occidentales y la Unión Europea (UE) emitieron una declaración conjunta en la que pedían a los fundamentalistas islámicos que “revocaran urgentemente” su decisión.
Francia, Italia, Noruega, Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña, así como la Alta Representante de la UE, advirtieron que la decisión tendría “consecuencias mucho más allá de su efecto perjudicial para las niñas afganas”, y podría perjudicar la ambición de Afganistán “de convertirse en un miembro respetado de la comunidad de naciones”.

Noruega acogió en enero las conversaciones entre varios países occidentales y los talibanes. En estas reuniones Kabul busca reconocimiento y financiación internacional, mientras el país se encuentra sumido en una grave crisis humanitaria.

Desde que tomaron el poder, los talibanes han restringido severamente los derechos de las mujeres en materia de educación y laboral.

Con información de EFE

Ultimas Noticias