La historia del turista que le dejó su fortuna millonaria al botones de un hotel

El botones de un hotel en Turquía heredó buena parte de la fortuna de un empresario británico que se hospedaba en la misma habitación todos los años. No obstante la herencia, el mozo aseguró que no renunciaría su puesto.

Charles George Courtney murió en julio de 2014 a los 87 años de edad, pero apenas se revelaron los detalles del caso en el verano de 2021. Originario de Hastings, al sur de Inglaterra, el señor Courtney a menudo se hospedaba en el KoruMar Hotel De Luxe, ubicado en Kuşadası, uno de los balnearios más populares de Turquía.

Taskin Dasdan es uno de los empleados de este hotel de 5 estrellas, donde se ha desempeñado como botones desde 1990. Por muchos años, Dasdan ofreció sus servicios al señor Courtney, a quien lo trataba como parte de la familia.

Ese respeto era mutuo, y para mostrar su agradecimiento, el señor Courtney le dejó al botones una suma estimada de 200 mil libras (el equivalente aproximado a 5 millones de pesos). Al resto del personal también mandó que se les entregaran obsequios.

Terry Aplin, un amigo cercano del señor Courtney, dijo que éste lamentó nunca haber tenido hijos con su esposa, fallecida diez años antes después de 50 años de matrimonio. Aseguró que el señor Courtney vivió al máximo los últimos años de su vida, visitando Turquía tres veces al año.

“Cada vez que iba a Turquía, él era como parte de la familia. No tenía hijos propios y lo llamaban padrino. Le darían una placa con su nombre”.

Cuando el turista inglés hacía su reservación en el KoruMar, el personal siempre le presentaba la misma habitación, conocida entre los trabajadores como ‘el cuarto de Charlie’. “Lo trataban como si fuera parte de la realeza”, dijo el señor Aplin. Añadió:

“El botones al que le han dejado su dinero era como el hijo que nunca tuvo. Él sería invitado a cenar en su casa para conocer a su esposa e hijos”.

Taskin, el botones, ya sabía que ‘Charlie’ era generoso, porque anteriormente ya le había dado dinero para pagar los estudios de sus hijos, aún así, fue una sorpresa cuando un día recibió una llamada del Reino Unido para avisarle de que su nombre figuraba en el testamento del señor Courtney.

Aunque el monto exacto de la herencia nunca se hizo público, se dijo que era suficiente para que el botones turco no tuviera necesidad de volver a trabajar. Sin embargo, Taskin dijo que amaba tanto su trabajo que planea seguir trabajando.

Ultimas Noticias