EL MOLCAJETE

Es evidente que Guaymas está convertido en un campo de guerra de grupos de la delincuencia, que ha dejado muchas muertes, pero también doña Sarita Valle libra su propia batalla, pero… contra los mismos guaymenses.

 

La violencia continúa, las balaceras siguen, como las reportadas ayer en Golondrinas, Punta Arena, Montelolita y la colonia Yucatán.

 

Esa guerra ha dejado dolor para muchas familias, ha dejado sin vida a personas inocentes, incluyendo a niños, sin que nada ni nadie pueda poner un freno.

 

Sigue sin haber prevención por parte de quien debería tener las estrategias, es decir la Policía Municipal, que está descuartizada, sin cabeza… con todo el riesgo para la comunidad.

 

Pero eso a doña Sarita, la alcaldesa pues… el Capitán América, don Andresito Cano Ahuir, los asesores y muchos de los incrustados en la casa de piedra, los tiene sin cuidado, no les interesa y sus actitudes han provocado otra guerra, por parte de ellos mismos contra todos los guaymenses.

 

Problemas los hay, hasta para tirar pa’ arriba, con servicios públicos abandonados, con cero acciones contra la pandemia de coronavirus, con una economía por los suelos, con broncas donde quiera y todo, por no escuchar ni atender al pueblo.

 

Como hemos dicho, las banalidades para doña Sarita y compañía es lo que importa para desafiar y burlarse de los guaymenses, como la celebración del Grito de independencia.

 

Ahora resulta que sacarán de las calles a 50 elementos, policías y militares, para aplaudir la soberbia de doña Sara.

 

Sí, mientras la violencia está a todo lo que da, la vigilancia la tendrá doña Sarita para que pueda dar ‘el grito, a gusto, protegida, sin temor… que se frieguen los guaymenses, que en sus colonias tendrán a solo tres policías por zona… lo que será todo un festín, todo un banquete para los delincuentes, sin duda.

 

¡Pobre Guaymas!… ojalá la alcaldesa recapacitara y de verdad gobernara, pero eso, a estas alturas del partido, también se ve difícil.

 

 

error: Este contenido esta protegido !!