Taxista guaymense es víctima de secuestro exprés

Más de 30 mil pesos, pagó una familia por el rescate de un ser querido, en uno de los primeros casos de secuestro exprés en Guaymas.

Jesús Ernesto tiene 50 años y conducía un vehículo sedán Onix, color blanco, con rótulos de taxi, cuando fue requerido por un ex empleado de maquilas Tetakawi que acababa de cobrar su liquidación.

El ex trabajador de la industria recibió la llamada de los plagiarios y fue intermediario entre los delincuentes y el taxista, para ser privados de la libertad y obligados a permanecer en un hotel de Guaymas, el pasado lunes.

Mientras, familiares de los dos plagiados recibían llamada por video conferencia de criminales que exigieron el pago de miles de pesos para liberar a sus víctimas.

Parientes del taxista recibieron fotos del hombre como prueba de vida y, por miedo, optaron por depositar 30 mil pesos a una cuenta bancaria.

En el caso del ex empleado de maquilas, su familia depositó 20 mil pesos que acababa de recibir el joven como finiquito al ser despedido de la empresa.

Tras horas de negociación, tortura psicológica y pago de rescate, los dos varones fueron liberados y se encuentran a salvo.

Del gremio de operadores del transporte en la modalidad de vehículos de alquiler, se alertó sobre los riesgos al conocerse del caso y saber que pudiera haber otras dos víctimas más del mismo delito federal.
Por temor a represalias, los plagiados evitaron presentar denuncia formal sobre los hechos.

error: Este contenido esta protegido !!