INAH y Archivo General de la Nación presentan denuncias por subasta de documentos históricos

Investigadores alertan que desde el 2017 se ha realizado la venta de al menos 9 documentos históricos

 

El gobierno de México descubrió la venta de documentos históricos, considerados como bienes patrimoniales documentales de la nación, en dos casas de subasta, por lo que el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Archivo General de la Nación presentaron denuncias penales ante la Fiscalía General de la República.

 

El primer caso ocurrió cuando un grupo de investigadores alertó de que desde el 2017 se ha realizado la venta de al menos 9 documentos históricos, que son patrimonios documentales de la nación.

 

La alerta fue cuando estos investigadores descubrieron que el próximo 24 de septiembre, la subastadora Swann Galleries, con sede en la Ciudad de Nueva York, venderá un manuscrito del año 1521 relacionado con Hernán Cortés y que fue robado del Archivo General de la Nación.

 

“De forma muy responsable estos investigadores vieron esta carta, esta nueva venta cuando dijeron ‘oigan es que aquí ya está pasando algo’, desde el 2017 están subastando cosas y ahorita el 24 se viene una carta de Hernán Cortés. Es una carta en la que Hernán Cortés rechaza que inspectores del rey, reunirse con estos inspectores del rey 4 meses después de que cayó Tenochtitlán, ese es como el tema de lo que versa la carta”, señaló Marco Palafox Schmid, director de Asuntos Jurídicos del Archivo General de la Nación.

 

Por este motivo, el INAH presentó una denuncia penal ante la FGR el pasado 4 de septiembre.

 

Documentos sobre la independencia de México

 

El segundo caso está relacionado con una subasta que se realizó en esta casa de subastas Morton, que se localiza en la colonia Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México.

 

En la reja aún se lee el anuncio de la subasta de libros y documentos sobre la independencia de México, el primer imperio y la primera República, que se realizó el pasado 8 de septiembre.

 

Ese día se pusieron a la venta 75 lotes, que incluían mapas, documentos y manuscritos de exploradores y viajeros relacionados con el patrimonio histórico de México, por lo que el Archivo General de la Nación presentó una segunda denuncia penal ante la Fiscalía General de la República

 

“Optamos por la estrategia de presentar esta denuncia penal para efecto de que la Fiscalía General de la República, pues tomé las medidas pertinentes para efecto de que se pueda realizar una investigación seria, responsable”, agregó Marco Palafox Schmid, director de Asuntos Jurídicos del Archivo General de la Nación.

 

Dijo que, de los 75 lotes, sólo uno de ellos se evitó su venta. Se trata de una carta que el cura Miguel Hidalgo redactó a un coronel, invitándolo a formar parte del movimiento de independencia.

 

El director jurídico del Archivo General de la Nación dijo que la venta de este tipo de documentos está prohibida y se castiga hasta con 10 años de prisión y que, si se acredita que éstos 74 lotes son bienes patrimoniales de la nación, será obligación del ministerio público investigar a los compradores o poseedores de los mismos.

En respuesta a estos señalamientos, la casa de subastas Morton compartió un comunicado interno con fecha 10 de septiembre dirigido a sus colaboradores en el que informa: “Desde hace tres días han arreciado las noticias donde aparecemos en prácticamente todos los medios de comunicación por la realización de la Subasta de Libros y Documentos del martes 8 de septiembre, donde vendimos algunos documentos que suponen fueron hurtados del Archivo General de la Nación (AGN). Dada la inexistencia de inventarios actualizados, rigurosos en su información y de acceso abierto, resulta imposible determinar la veracidad de tales pronunciamientos”.

 

Y agrega que: “En todos los casos Morton Subastas ha dado la cara y ha venido trabajando con la Fiscalía General de la República y con las dependencias y entidades involucradas, con el afán de cooperar plenamente, ayudando a los consignantes, quienes son los legítimos propietarios de los bienes culturales, a resolver la situación legal del o los objetos que nos entregaran para su venta y que son materia de denuncias”.

 

La carta está firmada por Luis López Morton, fundador de Morton Subastas.

 

error: Este contenido esta protegido !!