Papa Francisco solo conocía “rumores” del “comportamiento inmoral” del arzobispo McCarrik

El papa Francisco conocía los “rumores y acusaciones” del “comportamiento inmoral con adultos”, nunca con menores, del arzobispo de Washington, Theodore McCarrik, de 90 años, pero “consideró que el tema había sido ya afrontado por los anteriores pontífices y no vio necesario modificar la línea adoptada“.

 

Así concluye el extenso informe sobre la carrera de McCarrik de 461 páginas publicado hoy por el Vaticano tras dos años de investigaciones a petición del mismo Francisco, quien tras conocer una denuncia de abusos a un menor decidió expulsarlo del sacerdocio y del colegio cardenalicio y confinarlo en un monasterio.

El caso estalló cuando el exnuncio en Estados Unidos, Carlo María Viganò, pidió en agosto de 2018 en una carta de 11 páginas, publicadas en medios católicos conservadores, la renuncia del papa Francisco al asegurar que éste conocía ya desde 2013, poco después de su elección, las acusaciones que pesaban sobre el cardenal McCarrick, porque así se lo dijo en un encuentro.

En el esperado informe, que busca dar transparencia a uno de los asuntos más espinosos del pontificado de Francisco, se explica que al respecto de lo que dijo Viganò, el papa “ha recordado una breve conversación sobre McCarrik con el entonces sustituto de la secretaria de Estado, Angelo Becciu, y no ha excluido otra conversación breve con el secretario de Estado, Pietro Parolin.

 

Se subraya que hasta 2017 a Francisco nunca se le entregó ningún documento o cartas anónimas sobre McCarrik y que nunca habló del tema con Benedicto XVI ni con el entonces prefecto de la Congregación para los obispos, Marc Ouellet.

 

El informe concluye que el “papa Francisco había sólo, de oídas, conocido las acusaciones y rumores respecto a una conducta inmoral con adultos relativa al periodo anterior al nombramiento de McCarrik como arzobispo de Washington“.

 

“Considerando que las acusaciones habían sido ya examinadas y rechazadas por Juan Pablo II y considerando que McCarrik estuvo en actividad durante el pontificado de Benedicto XVI, Francisco no vio necesidad de modificar la línea adoptada en los años precedentes”, se escribe en las conclusiones.

El papa Francisco en una entrevista en 2019 a la corresponsal de Televisa, Valentina Alazraki, aseguró: “De McCarrick yo no sabía nada, obviamente, nada, nada. Lo dije varias veces eso, que yo no sabía, ni idea. Y que cuando esto que dice que me habló aquel día que vino… Y yo no me acuerdo si me habló de esto. Si es verdad o no. ¡Ni idea! Pero ustedes saben que yo de McCarrick no sabía nada, si no no me hubiera quedado callado, ¿no?”.

 

Sólo en 2017, la archidiócesis de Nueva York recibió la primera acusación de un abuso sexual de una víctima menor de edad, un monaguillo, durante los años setenta y entonces Francisco pidió la dimisión de McCarrik del colegio cardenalicio y se abrió un procedimiento penal por parte de la Doctrina de la Fe que acabó con la expulsión del sacerdocio y la obligación de vivir retirado.

 

Sobre los viajes realizados por McCarrik durante el pontificado de Francisco, se admite que continuó su vida pública a pesar de las “recomendaciones” de tener un perfil bajo, pero matizan que sin ningún mandato oficial o de la secretaria de Estado.

 

Con información de EFE

error: Este contenido esta protegido !!