Explosiones en aeropuerto de Yemen durante llegada de nuevo gobierno

Tres explosiones tuvieron lugar en el aeropuerto de la ciudad de Adén, en el sur del Yemen, sede temporal del Gobierno reconocido internacionalmente y adonde viajaron los ministros del nuevo Ejecutivo en el que participan también los separatistas sureños.

Testigos dijeron que dos estallidos se registraron en la principal terminal y un tercero a la entrada del aeropuerto, en el momento en el que aterrizó el avión con los ministros del nuevo Gobierno formado el 18 de diciembre, que han salido indemnes.

Imágenes difundidas por canales de televisión árabes muestran el momento de la explosión, cuando los ministros estaban desembarcando del avión y columnas de humo negro saliendo de la terminal del aeropuerto, además de un gran socavón en el asfalto provocado por una de las explosiones.

En ese momento había un gran número de periodistas y personal de seguridad en el aeropuerto, y hay informaciones aún no confirmadas de que se han registrado víctimas.

Por su parte, el ministro de Información yemení, Muamar al Eryani, acusó rápidamente a través de la red social Twitter a los rebeldes hutíes, que le disputan el poder al Gobierno reconocido internacionalmente desde finales de 2014 y lo expulsaron de la capital Saná.

Al Eryani también informó de que todos los miembros del gabinete se encuentran bien y que lo sucedido no les impedirá llevar a cabo su “deber nacional”, porque su “sangre y alma no es más preciosa que la de los yemeníes”.

En su tuit también se refirió a los “mártires y heridos” por las explosiones, sin ofrecer más detalles.

El nuevo Gobierno está formado por 24 ministros, cinco de los cuales pertenecen al Consejo Transitorio Sureño (CTS), que también tiene su sede en la ciudad de Adén, donde sus fuerzas se han enfrentado a las gubernamentales.

El Ejecutivo conjunto se enmarca en el acuerdo de Riad, alcanzado por el Gobierno yemení y los separatistas en noviembre de 2019 en la capital de Arabia Saudí y auspiciado por este país para poner fin al conflicto en el sur, pero que no se aplicó hasta el julio de 2020.

Tanto el Gobierno como los separatistas se oponen a los rebeldes hutíes chiíes, respaldados por Irán.

Con información de EFE

error: Este contenido esta protegido !!