Agente policiaco intercede por pariente ebria y la liberan

Lo que pudo ser el primer arresto del año se convirtió en el primer acto de corrupción policiaca del 2021, este viernes.

 

A las seis de la mañana, en la avenida Serdán y calle 13, agentes de la Policía Municipal detuvieron a joven conductora que circulaba a exceso de velocidad y sin pericia.

 

Al cuestionar a la mujer, los gendarmes notaron su evidente estado inconveniente, por lo que intentaron aplicar la Ley de Tránsito para remitir a conductora y carro sedán, color negro, placas VVE 027, en el juzgado calificador.

 

Sin embargo, mandos de la comandancia centro ordenaron la liberación de la mujer, por tratarse de familiar directo de Ángel Barcelata, policía asignado a esa misma zona.

 

Para las seis y media de la mañana, la mujer circulaba nuevamente por las principales calles de Guaymas sin ser molestada por la autoridad.

 

Como se sabe, la multa por conducir en estado de ebriedad equivale a 12 mil 500 más el pago por liberación de carro.

error: Este contenido esta protegido !!