Policía desaloja macrofiesta ilegal activa desde fin de año en España pese a COVID-19

La policía regional de Cataluña (noreste de España) desalojó este sábado una macrofiesta ilegal que comenzó la noche de fin de año y que congregaba a más de 200 personas de varios países europeos en una nave industrial abandonada de la provincia de Barcelona violando las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus COVID-19, informaron fuentes policiales.

La fiesta “rave” empezó a celebrarse sobre las 21:00 horas local (20:00 GMT) del 31 de diciembre en el municipio de Llinars del Vallès y continuó hasta hoy, cuando los agentes que la vigilaban decidieron intervenir, aunque hasta ese momento habían esperado a que los participantes la abandonaran por voluntad propia para evitar “incidentes graves”.

Algunos sí lo hicieron, y al ir saliendo del recinto, la policía procedía a identificarles y a tramitar la correspondiente denuncia, entre otras cosas, por asistir a una fiesta prohibida con motivo de la COVID-19, sin guardar las distancias de seguridad ni usar mascarilla.

La celebración de la macrofiesta, que sus organizadores querían alargar hasta el lunes 4 de enero, había sido denunciada por los vecinos de la zona.

Desde el inicio de la pandemia, España acumula 1,928,265 contagios y 50,837 fallecidos, de acuerdo a las últimas cifras facilitadas el jueves por el Ministerio español de Sanidad.

En Cataluña, región donde se celebra la macrofiesta, la situación epidemiológica por la COVID-19 ha empeorado en las últimas horas, con 2.000 nuevos contagios, 51 defunciones y un centenar de ingresos hospitalarios en las últimas 24 horas.

Tanto el Gobierno central como las autoridades regionales han impuesto medidas restrictivas durante las fiestas de Navidad para tratar de evitar una tercera ola de la pandemia.

Con información de EFE.

error: Este contenido esta protegido !!