Posible protección de vitamina D contra COVID-19 es investigada por el IMSS

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que se se encuentra desarrollando una serie de investigaciones con relación a la vitamina D, un elemento que podría ayudar a combatir al COVID-19.

Mardia López Alarcón, doctora y jefa de la Unidad de Investigación Médica en Nutrición del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, dio a conocer que hay estudios internacionales que han mostrado una relación entre la deficiencia de vitamina D y el riesgo elevado de contraer COVID-19, por lo que se busca establecer resultados concluyentes sobre este nutrimento y la enfermedad.

Durante el Foro Nacional de Investigación en Salud del IMSS, Alarcón dijo que la deficiencia de dicha vitamina “también aumenta el riesgo de que si se enferman, les dé la forma más grave la enfermedad” y se tenga una “mayor probabilidad de estar inconscientes y de tener elevadas algunas sustancias que hablan de la gravedad del padecimiento”.

Destacó que si bien no se ha confirmado que la suplementación con vitamina D module la respuesta ante el virus o incluso llegue a evitar que se adquiera la enfermedad, el ensayo clínico ya se desarrolla de forma controlada.

En esta fase, el personal que atiende a pacientes COVID-19 en los hospitales del Seguro Social del Centro Médico Nacional Siglo XXI y uno del sector salud, se tiene a 250 trabajadores, mientras que entre los enfermos se enlista el personal médico.

A la mitad de los trabajadores se les suministraron cuatro mil unidades diarias de vitamina D, mientras que el resto de placebo se aplicó a lo largo de un mes. Esto, según Alarcón, se hizo “a fin de conocer si un grupo se infectó más, si a quienes enfermaron fue de forma grave, si fueron hospitalizados, y cuántos días duraron en el hospital, o si no hubo diferencia”.

De acuerdo con los datos proporcionados por la directora, el 70% de los mexicanos estaría presentando una deficiencia de este nutriente, algo que se reflejó en la Encuesta Nacional de Nutrición 2016.

Debido a que la principal fuente de vitamina D es la exposición a la luz solar, Alarcón señaló que es muy probable que este porcentaje haya aumentado debido a la crisis sanitaria y al confinamiento.

La recomendación es que las personas se expongan a la luz del Sol durante 15 o 20 minutos entre las 11:0 y 16:oo horas del día, ya que así se estimularía la síntesis de la vitamina.

“Para que nos dé la luz del sol no tenemos que ir necesariamente a la playa, ni irnos a pasear a un parque, puede ser desde la ventana del domicilio o salir a la puerta o patio es suficiente”, subrayó.

error: Este contenido esta protegido !!