Acusan a madre de asesinar a su hijo de 6 años y arrojar su cuerpo al río

Brittany Gosney reportó la desaparición de su hijo de seis años el domingo 28 de febrero. Sin embargo, ahora las investigaciones de las autoridades apuntan a que fue ella quien atropelló al menor para posteriormente arrojar el cuerpo a un río.

Gosney y su pareja, James Hamilton, se presentaron ante la Policía de Middletown, Ohio (Estados Unidos), para reportar la desaparición del pequeño James Hutchinson, de acuerdo con las propias autoridades, a quienes en un primer momento les extrañó su presencia, ya que, por lo general, los padres de niños desaparecidos hacen el reporte a través del número telefónico 911.

Horas después, Gosney y Hamilton dijeron a la policía que el niño había sido asesinado en el condado de Preble días antes.

David Birk, jefe de la policía de Middletown, dijo a medios locales que Gosney confesó que ella, su pareja y los tres niños de ella fueron al parque natural Run Rush y, por presión de Hamilton, intentó abandonar a su hijo James ahí. Sin embargo, el niño intentó sin éxito regresar el vehículo donde estaban los demás.

Entre 30 y 40 minutos después, Gosney volvió al lugar de los hechos y encontró al niño con una herida en la cabeza. Así que decidió llevar el cuerpo de vuelta al hogar.

“En algún punto de la noche del sábado por la noche o el domingo por la mañana, cuando los (demás) niños dormían, ellos arrojaron a James al Río Ohio”, afirma el jefe de policía Birk.

Y con ayuda de su actual pareja, la madre arrojó el cuerpo del niño desde un puente.

La investigación del caso

El crimen, que todavía está en investigación para deslindar responsabilidades, tuvo un gran impacto en el condado, según Birk. “Es desgarrador para todos nosotros, y es difícil”.

Se organizaron equipos de rescate para localizar el cuerpo de James en el río. Al momento de la redacción de esta nota, sus restos no han sido hallados.

Gosney enfrentará los cargos de asesinato, abuso de un cuerpo y alteración de evidencia. Mientras que Hamilton, su pareja, es acusado de abuso de un cuerpo y alteración de evidencia.

Por su parte, la madre dijo al juez del caso que no comprende del todo sus derechos. “Tengo una discapacidad de aprendizaje, así que no entiendo lo que dice”.

Sin embargo, el agente Birk pone en duda dicha versión. “Ella parece comunicarse bien. Distingue el bien del mal. Entiende sus derechos constitucionales”.

Mientras tanto, según las autoridades, los dos hijos de Gosney fueron puestos bajo el cuidado de un hogar adoptivo.

Además, la mujer tiene un cuarto hijo que no vive con ella desde hace tiempo atrás.

error: Este contenido esta protegido !!