MÉXICO LE FALLÓ A MARIANA SÁNCHEZ DÁVALOS, MÉDICA VÍCTIMA DE FEMINICIDIO

Mariana Sánchez denunció. La joven médica alzó la voz cuando fue víctima de acoso. Sin embargo, sus peticiones de ayuda no fueron escuchadas. México le falló a Mariana y ahora —a más de un mes de su fallecimiento— su nombre se repite en los gritos de lucha, en las manifestaciones y en las vallas de Palacio Nacional.

El caso de Mariana retrata la historia que se ha contado miles de veces: la de la violencia de género en nuestro país.

Todo comenzó en las redes sociales y en los medios de comunicación a finales de enero de 2021, cuando el cuerpo de esta joven médica fue hallado sin vida en su dormitorio, ubicado en la zona zapatista de Ocosingo, en el estado de Chiapas.

LA HISTORIA DE MARIANA SÁNCHEZ
Mariana tenía 25 años. Estudió la carrera de médico cirujano en Tuxtla Gutiérrez, en la Universidad Autónoma de Chiapas.

Al terminar sus materias, antes de comenzar su residencia, empezó el servicio social y fue seleccionada para atender un pequeño centro de salud en Nueva Palestina, una comunidad en el municipio de Ocosingo. Recibía una beca de 3 mil pesos mensuales.

Ahí comenzó la pesadilla.

Mariana llegó al centro de salud en agosto y apenas pasaron unos meses cuando denunció formalmente que era víctima de acoso. Un compañero suyo se había metido a su cuarto con la intención de abusar de ella.

La médica acudió a la policía a interponer una denuncia por acoso y puso una queja en su Universidad —responsable de su cuidado durante el servicio social— por los mismos episodios de violencia. Tanto la Fiscalía como la institución educativa respondieron con indiferencia.

Según los testimonios, la joven doctora solamente recibió una semana “de descanso” y la regresaron al mismo centro de salud.

Semanas pasaron y mientras Mariana le confesaba a su madre los episodios de violencia que vivía, un día no respondió más. El pasado 28 de enero su cuerpo sin vida fue encontrado en el dormitorio.

Más de un mes ha pasado desde aquella trágica fecha y la Fiscalía no ha avanzado en las averiguaciones. A pesar de algunas detenciones, el caso de la médica está envuelto en irregularidades, en pruebas perdidas y denuncias ignoradas.

En el marco de este 8M, el equipo de Sopitas.com pudo platicar con su madre, la señora María de Lourdes, para conocer los avances.

“LO QUE QUERÍAN ERA DARLE CARPETAZO”
#JusticiaParaMariana irrumpió en las redes la mañana del 28 de enero —un día después de su muerte— como una voz que unificó la denuncia de los y las colegas de la joven médica de 25 años.

Este hashtag acompañó la denuncia contra la dirección de la clínica de Nueva Palestina —donde Mariana realizaba su servicio social—, la Secretaría de Salud, la Universidad Autónoma de Chiapas y la misma Fiscalía por negligencia.

Horas después de que #JusticiaParaMariana se convirtiera en tendencia, la Fiscalía de Chiapas respondió asegurando que investigaría este caso bajo el protocolo de feminicidio. Sin embargo, aquí apareció otra irregularidad: la necropsia determinó que la causa de muerte había sido “asfixia mecánica secundaria por ahorcamiento”.

Pero no. Los y las colegas de Mariana no tomaron como verdad este reporte, tampoco su familia..

Entonces, todos y todas —estudiantes de la Facultad de Medicina de la UACH y la familia de Mariana— salieron a las calles para exigir que este caso no quedara impune.

Poco a poco el trabajo de la Fiscalía fue avanzando entre irregularidades y se tradujo en la detención de Anahí “N” por el presunto delito de abuso de autoridad. Se trata de la directora de la clínica que recibió la denuncia de Mariana contra un compañero por abuso sexual.

Doce días después de la detención de Anahí “N”, Fernando “N” —el sujeto acusado por la propia Mariana Sánchez— fue detenido por el delito de hostigamiento sexual.

En el intervalo de estas detenciones, la directora de la Facultad de Medicina de la UACH, Ana María Flores, renunció. Esto sucedió luego de la protesta estudiantil que señaló a la académica por omisión ante las denuncias que Mariana presentó en la facultad.

Sin embargo, hasta el momento la Fiscalía no ha avanzado en la imputación por feminicidio.

De acuerdo con María de Lourdes, madre de Mariana, en este proceso, la Fiscalía se mostró hermética. “No había respuesta, ellos estaban cerrados, lo que querían era darle carpetazo”.

EL RECORRIDO DE MARÍA DE LOURDES POR JUSTICIA PARA MARIANA
“Quiero que se atienda el caso de mi hija como debe ser, que las autoridades trabajen con toda su obligación, responsabilidad. Fue negligencia, fue indiferencia, desde cuando mi hija presentó la renuncia”.

María del Lourdes Dávalos Ábrego no ha descansado desde el momento en que supo del feminicidio de Mariana.

Los viajes desde Coahuila —donde vive— hasta Chiapas y CDMX han sido constantes, las manifestaciones, las conferencias de prensa y las entrevistas con medios locales, nacionales e internacionales no han cesado y cada intervención sirve para recordar que este caso está tocado por la negligencia e indiferencia de las autoridades.

En poco más de un mes, María de Lourdes ha recorrido un camino extenso, lleno de obstáculos, para conocer la verdad y que el caso de su hija no quede en la impunidad.

Y persistir, persistir ha provocado que la propia Fiscalía General de Justicia de Chiapas abra sus puertas y escuche.

Apenas el 5 de marzo María de Lourdes —junto a su abogado— ofreció una conferencia de prensa a medios chiapanecos para denunciar las irregularidades en el expediente del caso.

¿Cuáles? En el informe pericial del 30 de enero, la Fiscalía concluyó que la muerte de Mariana Sánchez fue “un gesto suicida”. Que la joven médica se suicidó.

A esta conclusión llegaron los peritos pese a que el lugar donde el cuerpo de Mariana fue hallado no se preservó. Es decir, el cuarto donde la hija de María de Lourdes fue hallada no fue asegurado. Hubo otras dos irregularidades señaladas en la conferencia:

La primera está relacionada con un informe que la Secretaría de Salud presentó en la Comisión de Derechos Humanos, donde aseguró que cumplía con la Norma Oficial Mexicana 9/2003 que se encarga de la actividad de pasantes de Medicina en servicio social.

Pero la realidad fue que aquel cuarto no cumplía con condiciones dignas de salud, privacidad o seguridad y este último punto era responsabilidad de la Secretaría de Salud.

El segundo punto está relacionado con Fernando “N”, médico que ya había sido cesado por un caso de acoso sexual en 2014.

Sin embargo, Fernando “N” volvió a ejercer gracias al secretario del Sindicato de Trabajadores de Seguridad Social que abogó por el ante el director del Instituto, acusó la defensa de María de Lourdes. Tras la exposición de estas otras irregularidades, la Fiscalía respondió con un comunicado y aseguró que está abierta a recibir las pruebas que ofrezca la defensa.

Y para María de Lourdes esta respuesta es un respiro, es algo bueno, “una posibilidad para seguir trabajando, para que haya un trabajo eficiente”.

“ESTAMOS TRABAJANDO AL CIEN POR CIENTO”
En este caso la SEGOB ha intervenido, pidiendo a la Fiscalía estatal una investigación con enfoque de género.

María nos contó que hasta el momento el vínculo con las autoridades ha sido mediante la Fiscalía de la Mujer y la Fiscalía del estado.

Antes, en la conferencia del 5 de marzo, su abogado dijo que seguirán intentando que la Fiscalía General de la República atraiga el caso, aunque al parecer la FGR no lo va a aceptar. Pero la defensa va a insistir.

Mientras eso sucede, María de Lourdes continúa agradeciendo el apoyo de los estudiantes, de los medios, de la gente que la ha acompañado y no ha permitido que el feminicidio de Mariana se olvide porque también “estamos esperando todos los resultados, estamos trabajando al cien por ciento” para conocer la verdad.

error: Este contenido esta protegido !!