Vitamina D contra COVID-19 ¿tiene algún beneficio?

Una nueva investigación del Centro Médico de la Universidad de Chicago ha descubierto que, en lo que respecta al COVID-19, tener niveles de vitamina D por encima de los que tradicionalmente se consideran suficientes puede reducir el riesgo de infección, especialmente en el caso de las personas de raza negra.

El estudio, publicado en la revista ‘JAMA Open Network’, examinó de forma retrospectiva la relación entre los niveles de vitamina D y la probabilidad de dar positivo en las pruebas de COVID-19. Si bien los niveles de 30 ng/ml o más suelen considerarse “suficientes”, los autores descubrieron que las personas de raza negra que tenían niveles de 30 a 40 ng/ml tenían un riesgo 2.64 veces mayor de dar positivo en la prueba de COVID-19 que las personas con niveles de 40 ng/ml o más.

No se encontraron asociaciones estadísticamente significativas de los niveles de vitamina D con el riesgo de COVID-19 en las personas de raza blanca. El estudio analizó los datos de más de 3,000 pacientes de la UChicago Medicine a los que se les habían analizado los niveles de vitamina D en los 14 días anteriores a la prueba de COVID-19.

El equipo de investigación está ahora reclutando participantes para dos ensayos clínicos distintos en los que se comprueba la eficacia de los suplementos de vitamina D para prevenir la COVID-19.

Esta investigación es una ampliación de un estudio anterior que mostraba que una deficiencia de vitamina D (menos de 20 ng/ml) puede aumentar el riesgo de dar positivo en la prueba de COVID-19. En el estudio actual, esos resultados se vieron respaldados por el hecho de que las personas con una deficiencia de vitamina D tenían un 7.2% de posibilidades de dar positivo en las pruebas del virus. En otro estudio reciente se descubrió que más del 80% de los pacientes diagnosticados de COVID-19 tenían una carencia de vitamina D.

“Estos nuevos resultados nos indican que tener niveles de vitamina D por encima de los que normalmente se consideran suficientes se asocia con un menor riesgo de dar positivo en las pruebas de COVID-19, al menos en los individuos de raza negra. Esto apoya los argumentos para diseñar ensayos clínicos que puedan probar si la vitamina D puede ser una intervención viable para reducir el riesgo de la enfermedad, especialmente en personas de color”

… resalta David Meltzer, jefe de Medicina Hospitalaria en UChicago Medicine y autor principal del estudio.

Meltzer se inspiró para investigar este tema después de ver un artículo a principios de 2020 que descubrió que las personas con deficiencia de vitamina D que habían sido asignadas al azar para recibir suplementos de vitamina D tenían tasas mucho más bajas de infecciones respiratorias virales en comparación con los que no recibieron suplementos. Decidió examinar los datos que se estaban recopilando en la UChicago Medicine sobre COVID-19 para determinar el papel que podrían desempeñar los niveles de vitamina D.

“Hay mucha bibliografía sobre la vitamina D. La mayor parte se ha centrado en la salud ósea, que es de donde proceden las normas actuales sobre niveles suficientes de vitamina D. Pero también hay algunas pruebas de que la vitamina D podría mejorar la función inmunitaria y disminuir la inflamación. Hasta ahora, los datos han sido relativamente poco concluyentes.

Basándonos en estos resultados, pensamos que los estudios anteriores pueden haber administrado dosis demasiado bajas para tener un gran efecto sobre el sistema inmunitario, aunque sean suficientes para la salud ósea. Puede ser que diferentes niveles de vitamina D sean adecuados para diferentes funciones”

… explica Meltzer.

La vitamina D puede obtenerse a través de la dieta o de suplementos, o ser producida por el cuerpo en respuesta a la exposición de la piel a la luz solar. Meltzer señala que la mayoría de los individuos, especialmente las personas con piel más oscura, tienen niveles más bajos de vitamina D; aproximadamente la mitad de la población mundial tiene niveles inferiores a 30ng/ml.

“Los socorristas, los surfistas, son el tipo de personas que suelen tener niveles de vitamina D más que suficientes. La mayoría de la gente que vive en Chicago en invierno va a tener niveles que están muy por debajo de eso”

… comentó.

Aunque los suplementos de vitamina D son relativamente seguros, su consumo excesivo se asocia a la hipercalcemia, una afección en la que el calcio se acumula en el torrente sanguíneo y provoca náuseas, vómitos, debilidad y micción frecuente. Si no se controla, puede provocar además dolor de huesos y cálculos renales.

“En la actualidad, la dosis dietética recomendada para adultos de vitamina D es de 600 a 800 unidades internacionales (UI) al día. La Academia Nacional de Medicina de Estados Unidos ha dicho que tomar hasta 4.000 UI al día es seguro para la gran mayoría de las personas, y el riesgo de hipercalcemia aumenta a niveles superiores a 10.000 UI al día”.

… recuerda Meltzer.

Vitamina D reduce riesgos de contagio Covid-19: estudio
El yogur, los huevos y pescados grasos son fuente de vitamina D. (Pixabay)

Uno de los retos de este estudio es que actualmente es difícil determinar con exactitud cómo la vitamina D puede estar favoreciendo la función inmunitaria.

“Se trata de un estudio de observación. Podemos ver que hay una asociación entre los niveles de vitamina D y la probabilidad de un diagnóstico de COVID-19, pero no sabemos exactamente a qué se debe, o si estos resultados se deben a la vitamina D directamente o a otros factores biológicos relacionados”.

… puntualiza Meltzer.

Impulsado por la evidencia de que las personas con deficiencia de vitamina D son más propensas a dar positivo en la prueba de SARS-CoV-2 y a experimentar síntomas importantes, un equipo de la Universidad de Chicago y de la Universidad Rush está realizando dos estudios para saber si tomar un suplemento diario de vitamina D puede ayudar a prevenir la COVID-19 o a disminuir la gravedad de sus síntomas.

 

error: Este contenido esta protegido !!