Virus que provoca el resfriado ofrecería protección temporal contra el COVID-19: Estudio

Un nuevo estudio sobre el COVID-19 difundido este martes que revela, entre otras cosas, que “el virus del resfriado común puede ofrecer protección transitoria contra el coronavirus”, explicó el virólogo argentino Pablo Murcia, miembro de la Universidad de Glasgow.

La investigación con células de laboratorio, publicada en la revista estadounidense Journal of Infectious Diseases, demuestra que una infección con rinovirus -responsable del resfriado- genera “una respuesta innata” en el ser humano que parece bloquear la progresión del SARS-CoV-2.

Esto significa por una parte que, cuando una persona tiene el virus del resfriado, quedaría protegida de COVID-19, aunque solo durante unos días.

Por otra parte, Murcia y su equipo también establecieron, gracias a modelos matemáticos elaborados junto con el Imperial College de Londres, que “cuando haya una alta prevalencia de rinovirus en el ambiente, los casos nuevos de coronavirus van a bajar”, un dato que de cara al futuro será importante para gestionar la pandemia.

La interacción entre el virus

A finales de 2019, Murcia publicó un estudio que demostró que el virus del resfriado “interacciona negativamente con el de la gripe”; es decir, que cuando hay alta prevalencia en la población de rinovirus hay baja circulación de influenza, y viceversa.

En el contexto de la pandemia, esto le llevó a pensar que podía haber una correlación también entre el rinovirus y el actual coronavirus.

El reto para estudiar la interacción entre los virus es que el rinovirus no se diagnostica por test, así que es más difícil medir su prevalencia y, de todas maneras, las restricciones para contener el COVID-19 han reducido su incidencia y la de otros patógenos.

“Lo que hicimos fue evaluar si hay interacciones entre el rinovirus y el SARS-CoV-2, usando un modelo de cultivo celular muy sofisticado en el laboratorio que replica bien la estructura y función del aparato respiratorio humano, explica el virólogo.

“Lo que observamos es que cuando infectas (las células) con los dos virus a la vez, el rinovirus se replica perfectamente bien y, en cambio, el SARS-CoV-2 no puede reproducirse, no puede transmitirse de célula a célula”, señala el virólogo.

Murcia y su equipo creen que el rinovirus provoca una respuesta innata en la célula que, aunque a este no le afecta “porque ha evolucionado para contrarrestarla”, impide en cambio que el SARS-CoV-2 se replique.

Esa respuesta inmune “está mediada por el interferón, una molécula que tiene un efecto antiviral fuerte” y se usa en algunos fármacos.

El virólogo señala que, si a través de la genómica se identifican los genes que activa el rinovirus, se pueden tratar de ver “los efectos de esos genes individualmente contra el virus del coronavirus”, y si se detectan genes antivirales, ello podría llevar eventualmente a desarrollar nuevos tratamientos.

“Cuando tienes en la población alta prevalencia de rinovirus, tienes baja circulación de influenza y viceversa”, explica Murcia. Lo que, según los modelos estudiados con el Imperial, ocurriría también entre el SARS-CoV-2 y el rinovirus, que suele hacerse más presente en países del hemisferio norte entre marzo y septiembre.

“El coronavirus tiene que competir con los demás virus que también están circulando, por lo cual, en las épocas en que tengamos una alta cantidad de resfriados comunes causados por rinovirus, se podría esperar una bajada en el número de casos de COVID-19.

“A nivel de salud pública, esto permite planificar hacia adelante de cara al sistema de salud; por ejemplo, cuántas camas van a ser necesarias”, añade Murcia.

Este efecto, probado en el laboratorio, que tiene el virus del resfriado de contrarrestar al coronavirus podría explicar en parte por qué los niños, que padecen más rinovirus que los adultos, no se han contagiado tanto de COVID-19 en esta pandemia, señala el experto.

 

error: Este contenido esta protegido !!