Así fue la subasta del cuadro de Van Gogh que pasó un siglo escondido

En Francia se subastó un cuadro de Vincent Van Gogh que había permanecido un siglo escondido. El cuadro alcanzó los 13.1 millones de euros (equivalentes a más de 315 millones de pesos mexicanos). Sin embargo, un incidente durante la subasta habría influido en que el precio final fuese menor al esperado.

El cuadro Escena de calle en Montmartre fue pintado por el legendario pintor neerlandés en 1887. Según explica la casa de subastas Sotheby’s, se trata de un óleo de 46,1x 61,3 centímetros que pocas personas habían visto con sus propios ojos.

La razón es sencilla: el cuadro permaneció en una colección privada más de un siglo. Una familia adquirió el cuadro entre los años de 1915 y 1920 y lo guardó recelosamente por generaciones hasta la presente subasta.

Una “subasta loca”
La venta organizada por Sotheby’s resultó ser tan llamativa como el cuadro mismo. Durante la puja ocurrió un raro incidente llamado “subasta loca”. Para entender el fenómeno, hay que seguir con atención los acontecimientos detrás de la puja.

La subasta inició en 4 millones de euros. Según relatan quienes presenciaron la puja, el cuadro estaba siendo peleado entre tres compradores que lanzaban sus ofertas por teléfono desde Hong Kong, Nueva York y Londres.

Originalmente, el comprador londinense estuvo a punto de llevarse el cuadro por 13 millones de euros, cuando un comprador anónimo hizo una oferta por Internet: 14 millones de euros. Sin embargo, una vez que se cerró la subasta esta fue declarada como “inválida” casi inmediatamente.

 

Es ahí donde habría ocurrido una “subasta loca”. Este fenómeno, penado por las leyes de varios países, ocurre cuando el comprador decide ya no pagar el artículo que justamente acababa de adquirir. Esto puede ocurrir porque no es el artículo que desea comprar o, peor aún, porque no puede cubrir el pago prometido junto con las tarifas extras.

Este se vuelve a poner en venta y, según las leyes, si en la segunda venta se remata en un precio inferior al de la primera puja, el comprador original debe poner la diferencia. Justo ese fenómeno habría ocurrido durante la subasta organizada en Londres.

En la segunda venta, el comprador de Hong Kong adquirió el cuadro Escena de calle en Montmartre por 11 millones 250 mil euros. Esta cantidad más las tarifas adicionales da un total de 13.1 millones de euros.

Según medios especializados, este fenómeno es poco común en subastas de tan alto nivel. Hasta el momento, Sotheby’s no ha dado una versión oficial sobre el incidiente.

error: Este contenido esta protegido !!