Estados Unidos reafirma que Hong Kong no es una región autónoma

El secretario de Estado Antony Blinken reafirmó el miércoles, 31 de marzo de 2021, la resolución emitida el año pasado por el gobierno del expresidente Donald Trump en torno a que Hong Kong ya no es una región autónoma y sigue sin merecer un trato especial de Estados Unidos.

 

En una notificación enviada al Congreso, Blinken dijo que China siguió “desmantelando” la autonomía de Hong Kong desde que su predecesor, Mike Pompeo, emitió dicha resolución en mayo de 2020. Como resultado, señaló Blinken, la antigua colonia británica no goza de los beneficios comerciales y financieros de Estados Unidos que había disfrutado desde que volvió a ser gobernada por China en 1997 con la promesa de Beijing de que tendría una importante autonomía durante 50 años.

La decisión es otra señal de que el gobierno del presidente Joe Biden no se apartó de las medidas de intransigentes implementadas por el presidente Trump respecto de China. El martes, 31 de marzo, el Departamento de Estado repitió la caracterización del gobierno de Trump de que el trato de Beijing hacia los musulmanes uigures y otras minorías étnicas en la región de Xinjiang, en el oeste de China, era un “genocidio”.

“En el último año, la República Popular China siguió desmantelando el alto grado de autonomía de Hong Kong, violando sus obligaciones en virtud de la Declaración Conjunta Sino-Británica y la Ley Básica de Hong Kong”, señaló Blinken. “En particular, la adopción por parte del gobierno de la RPC y la implementación del gobierno de Hong Kong de la Ley de Seguridad Nacional socavaron gravemente los derechos y libertades de la gente en Hong Kong“.

En un reporte que acompañaba la resolución, Blinken mencionó la aprobación de la ley de seguridad y el arresto arbitrario de manifestantes que apoyan la democracia, de figuras y políticos de la oposición así como una fuerte disminución en el número de miembros de la legislatura del territorio elegidos de manera directa.

La certificación ante el Congreso es requerida por la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, que fue aprobada de manera abrumadora con apoyo bipartidista y promulgada por Trump en 2019.

Con información de AP

error: Este contenido esta protegido !!