Rescatan a menor hondureño, de 4 años, que viajaba solo en Reynosa, Tamaulipas

Un menor, hondureño de apenas 4 años de edad, que viajaba sin compañía fue encontrado entre árboles y matorrales, en la zona fronteriza de Reynosa, Tamaulipas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración, el menor fue hallado poco después de las 13:00 horas del martes, en un lugar conocido como ‘Los Longoria’, donde también se identificaron a otras nueve personas, en su mayoría hondureñas, que no lo reconocieron como familiar.

Los migrantes fueron ubicados cuando el personal del Instituto Nacional de Migración, realizaba un sobrevuelo con apoyo de un helicóptero de la Guardia Nacional, desde donde se observó a un grupo de niños y mujeres corriendo y ocultándose entre pastizales y árboles.

Debido a la condición vulnerable del menor, se notificó de inmediato a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

El pequeño fue resguardado por elementos de migración, horas más tarde su padre quién se encontraba oculto cerca del lugar, se presentó ante los agentes comprobando con documentación, su parentesco con el menor.

Según las autoridades diariamente arriban a la ciudad de Reynosa, decenas de migrantes y familias completas que buscan cruzar hacia Estados Unidos, pero que en su intento, son divididas.

Los migrantes comentan que los traficantes de personas, les sugieren emigrar con menores de edad, porque es más fácil el paso hacia Estados Unidos.

“La necesidad lo obliga a uno a hacer esto, en segunda porque vimos en las noticias de que estaban abiertas las fronteras y en tercera me la traje porque es mi única hija”, dijo Silvia Ibarra, migrante centroamericana.

Es el caso del pequeño Fidel, quien apenas tiene 14 días de haber nacido en Matamoros. Dos días después, su madre se trasladó a Reynosa en busca de una oportunidad para cruzar a los Estados Unidos, sin embargo no fueron aceptados…

Hoy se encuentran junto a cientos de familias más, varados en esta frontera.

“Lamentablemente nosotros tenemos casi dos años de estar aquí en México, es duro porque mi niño está chiquito y sufre ósea sufren ahí sufrimos todos”, dijo un centroamericano.

La falta de empleo e inseguridad obligan a los migrantes a dejar su país y aventurarse en este viaje conscientes de que podrían nunca volver.

“Viajamos por salvar la vida de nosotros verdad es por eso de esa manera es que hemos pasado viajamos para este otro lado y aquí estoy esperando poder llegar a donde están mis hijas”. Mirna Zavala, migrante centroamericana

Se informó que el pequeño de 4 años junto con su padre, serán trasladados a uno de los albergues de Migración, en espera de resolver su situación.

 

error: Este contenido esta protegido !!