Niño muere de covid en un viaje a Hawái con sus padres vacunados

Con los padres vacunados contra el COVID-19 y todas las precauciones tomadas, un viaje a Hawái con toda la familia parecía el premio adecuado por superar lo peor de la pandemia de coronavirus. Pero el relajamiento que tenían en mente se convirtió en tragedia cuando uno de los hijos se enfermó y perdió la vida en el viaje. ¿El diagnóstico? COVID-19.

 

El Departamento de Salud del estado de Hawái informó que el fallecido es un niño de menos de 11 años que presentaba algunas comorbilidades, pero no ofreció más detalles personales sobre el difunto o la familia.

“Las posibles fuentes de exposición aún están bajo investigación”, dijo Brooks Baehr, portavoz de la dependencia. “Los síntomas se manifestaron pocas horas después de la llegada a Hawái, por lo que es poco probable que el niño se haya contagiado aquí”.

Medios locales señalaron que se trata de la primera muerte de un menor de edad en esta entidad de Estados Unidos por COVID-19. En lo que va de la pandemia, Hawái apenas ha registrado 479 defunciones, producto de las fuertes restricciones sanitarias que impone a los viajeros.

A partir de octubre de 2020, con la reanudación de actividades turísticas en las islas, Hawái ofrece dos opciones a turistas de 5 años en adelante: ya sea pasar diez días en cuarentena tras su llegada o hacerse una prueba de coronavirus 72 horas antes de abordar su vuelo.

En este caso, los padres del niño dieron negativo a sus respectivas pruebas, además de ya contar con el esquema completo de vacunas. Pero el menor no fue sometido a ninguna prueba antes de viajar.

Un caso extraordinario
Es fácil asumir que el coronavirus SARS-CoV-2 no presenta ningún peligro a la salud de niños o adolescentes que contraen el virus. En Estados Unidos se han presentado 3.7 millones de casos en menores de edad pero solo 296 muertes, en contraste a las 570 mil defunciones en el resto de la población estadounidense.

“Esta fue una situación inusual y desafortunada”, dijo Baehr. “Una cobertura de vacunación más amplia en la población general aumenta la protección de las personas susceptibles que aún no han tenido la oportunidad de vacunarse, como los niños pequeños. Ésta es otra buena razón para vacunarse cuando sea su turno; esto ayuda a proteger a otros en la comunidad”.

A mediados de abril, Estados Unidos amplió la vacunación a todas las personas mayores de 16 años. El gobernador de Hawái ofreció su pésame a la familia del niño fallecido y se comprometió a mantener en pie las medidas de prevención en los aeropuertos, hasta que las autoridades de salud determinen que sea seguro quitar las restricciones.

El Departamento de Salud del estado de Hawái informó que el fallecido es un niño de menos de 11 años que presentaba algunas comorbilidades, pero no ofreció más detalles personales sobre el difunto o la familia.

“Las posibles fuentes de exposición aún están bajo investigación”, dijo Brooks Baehr, portavoz de la dependencia. “Los síntomas se manifestaron pocas horas después de la llegada a Hawái, por lo que es poco probable que el niño se haya contagiado aquí”.

Medios locales señalaron que se trata de la primera muerte de un menor de edad en esta entidad de Estados Unidos por COVID-19. En lo que va de la pandemia, Hawái apenas ha registrado 479 defunciones, producto de las fuertes restricciones sanitarias que impone a los viajeros.

A partir de octubre de 2020, con la reanudación de actividades turísticas en las islas, Hawái ofrece dos opciones a turistas de 5 años en adelante: ya sea pasar diez días en cuarentena tras su llegada o hacerse una prueba de coronavirus 72 horas antes de abordar su vuelo.

En este caso, los padres del niño dieron negativo a sus respectivas pruebas, además de ya contar con el esquema completo de vacunas. Pero el menor no fue sometido a ninguna prueba antes de viajar.

Un caso extraordinario
Es fácil asumir que el coronavirus SARS-CoV-2 no presenta ningún peligro a la salud de niños o adolescentes que contraen el virus. En Estados Unidos se han presentado 3.7 millones de casos en menores de edad pero solo 296 muertes, en contraste a las 570 mil defunciones en el resto de la población estadounidense.

“Esta fue una situación inusual y desafortunada”, dijo Baehr. “Una cobertura de vacunación más amplia en la población general aumenta la protección de las personas susceptibles que aún no han tenido la oportunidad de vacunarse, como los niños pequeños. Ésta es otra buena razón para vacunarse cuando sea su turno; esto ayuda a proteger a otros en la comunidad”.

A mediados de abril, Estados Unidos amplió la vacunación a todas las personas mayores de 16 años. El gobernador de Hawái ofreció su pésame a la familia del niño fallecido y se comprometió a mantener en pie las medidas de prevención en los aeropuertos, hasta que las autoridades de salud determinen que sea seguro quitar las restricciones.

error: Este contenido esta protegido !!