Joven usó su beca Benito Juárez para emprender un negocio de raspados

Una joven de 17 años empleó su beca Benito Juárez para abrir un negocio de raspados en San Luis Potosí. Su iniciativa es un ejemplo para otros jóvenes que desean emprender un negocio.

Esmeralda Guadalupe López Martínez vive en el municipio de Tamazunchale, San Luis Potosí. Ella fue beneficiada con la beca Benito Juárez. Desde que empezó a recibir la beca, decidió que ahorraría todo ese dinero y se planteó un objetivo: abrir un negocio.

Con los meses, consiguió ahorrar 17 mil pesos. Con ese capital inicial, ideó abrir un negocio de raspados. El dinero ahorrado lo invirtió en insumos y herramientas y pronto consiguió abrir un negocio propio.

Su historia pronto se volvió conocida en redes sociales y, posteriormente, el local que montó fue visitado por medios locales

En entrevista, la joven emprendedora ha instado a otros jóvenes a que inviertan su dinero y ahorren, así sea una pequeña cantidad.

“No gasten su dinero. El dinero que no dan puede tener muchos frutos. Lo podemos usar para muchas cosas. Es poquito el dinero que te dan, pero con ese dinero puedes tener más dinero y no tan sólo cosas materiales para gastarlo, sino que puedes tener otras cosas que en verdad te pueden llevar a algo más”, aconsejó.

Desde hace tres meses, el local de Esmeralda se encuentra sobre la carretera Tamazunchale-Huejutla. Actualmente, lo atiende en compañía de su madre desde el mediodía hasta que anochece.

error: Este contenido esta protegido !!