El cara** y una respuesta al presidente

Lo suyo es el conflicto, la adoración, las campañas y los lugares comunes, que son cada vez más repetitivos.

El viernes pasado, a cuatro días de la tragedia de la Línea 12 del Metro, la peor en la ciudad de México desde el terremoto de 2017, un reportero preguntó al presidente López Obrador por qué no había ido Tláhuac, el lugar de la desgracia, por qué no había ido visitar a los heridos, 79, ¿Por qué no lo hemos visto ahí…? le dijo. Eso le sacó el tapón y reviró alterado:

¡Porque no es ese mi estilo! Eso tiene que ver más con lo espectacular y lo que se hacía antes. No me gusta la hipocresía. Estoy pendiente, estoy solidarizándome con los familiares de las víctimas, me duele mucho, pero esto no es de irse a tomar fotos; eso ya también ¡al cara**! –estalló- con ese estilo demagógico, hipócrita. Eso tiene que ver con el conservadurismo.

Esta ha sido una de las peores respuestas del presidente a una de las más graves crisis de esta ciudad.

El mandar ¡al cara**! a un ejercicio de acompañamiento dejó ver un López Obrador que se había ocultado entre las mañaneras y sus ataques a la oposición como método de justificación de las políticas de su gobierno y la su falta de empatía con las causas de los que protestan, damnificados, mujeres, desparecidos, niños con cáncer, médicos privados, personal sanitario, enfermos de Covid, huérfanos, viudas y viudos de la pandemia,

Eso de la empatía no se le da.

Lo suyo es el conflicto, la adoración, las campañas y los lugares comunes, que son cada vez más repetitivos.

El mismo viernes, el presidente López Obrador afirmó: Ayer me decían que le hizo una entrevista, fíjense, (Joaquín) López-Dóriga a (Héctor) Aguilar Camín ¿Y quién creen ustedes que para López-Dóriga y para Aguilar Camín es el responsable? (de la tragedia de la Línea 12) ¿Adivinen a quién le echan la culpa? A ya sabes quién. ¡Imagínense en qué andan! Entonces es culpa del presidente. Y yo le respondo al presidente: Es falso lo que afirma. Ni entrevisté a Héctor Aguilar Camín, es un colaborador semanal de hace muchos años del programa de radio, ni nunca lo responsabilicé a usted de la tragedia. El que le dijo eso, también miente, lo está engañando y lo deja exhibirse. Mañana le respondo la otra calumnia. Sobre quién soy yo, que se preguntó públicamente, haga memoria. Solo haga memoria. Y un agregado. ¿Sabe lo que me decían ayer de usted…?

1. AL CARA**.- Así como el presidente mandó al carajo el visitar a deudos y heridos de la tragedia de la Línea 12, así lo ha hecho Claudia Sheinbaum, porque ni modo que siga el modelo de acompañar a las víctimas, que el presidente mandó al carajo. No lo podía contradecir;

2. PEQUEÑECES.- La misma Sheinbaum también se metió en una discusión, por innecesaria ante la magnitud de la tragedia, frívola: si la desgracia fue un accidente o un incidente, dice que incidente, lo que no viene al caso cuando hablamos de 26 muertos y 79 heridos.

error: Este contenido esta protegido !!