Quién era Abel Murrieta, el candidato que quería devolver la paz a Cajeme

Desde su postulación como candidato a la alcaldía de Cajeme, Abel Murrieta fue reconocido como el hombre que le entraría con carácter a resolver el problema de inseguridad en uno de los municipios más violentos del mundo

Nacido el 1 de mayo de 196,   abogado y político mexicano, primero bajo las siglas del PRI y en fecha reciente por MC, fue diputado y candidato, pero su fortaleza era el rubro de la seguridad.

Secretario de Seguridad Pública en Cajeme, procurador de Sonora, fue miembro del Congreso y encabezó la comisión de seguridad, experiencia que le permitió construir un proyecto que se disponía a implementar para devolverle la paz a ciudad Obregón.

Murrieta estudió derecho en la Universidad Autónoma de Nuevo León , donde se graduó en 1984, después dio asesoría legal a varios negocios en Ciudad Obregón de 1986 a 1991; fue catedrático en varias universidades e hizo carrera en la entonces Procuraduría General de Justicia en el Estado de Sonora.

A la ahora fiscalía ingresó en 1991,  desempeñando diversas funciones t antes de ser nombrado Procurador General del Estado en 2004 hasta 2010.

De hecho, Abel fue el único funcionario boursista que sobrevivió un par de años en la estructura de gobierno de Guillermo Padrés, para finalmente dejar la fiscalía.

 

La descripción de Eduardo Medina Mora, ex secretario nacional de seguridad sobre Murrieta todavía se recuerda cuando lo calificó como “honesto e incorruptible”.

Se postuló como candidato a la diputación federal y ganó para participar en una curul donde se enfocó a temas de seguridad y gestión de recursos para su distrito.

Entre los escándalos, a Abel Murrieta lo persiguió el caso del incendio en la guardería ABC, el 5 de junio de 2009, cuando él era procurador, estuvo bajo proceso y superó problema legal, aunque el expediente sigue abierto y era señalado como parte de los responsables de omisiones en la operación de la estancia infantil.

Después de dejar la curul en el congreso, Abel Murrieta fue duro crítico contra el sistema de seguridad implementado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y las acciones del entonces secretario de seguridad, Alfonso Durazo.

Hace dos meses, fue postulado como candidato de Movimiento Cidadano a la alcaldía de Cajeme, inició campaña el 24 de abril y basó su discurso en propuestas y compromisos para bajar el índice delictivo y recuperar la paz perdida.

El 13 de mayo por la tarde, el candidato a alcalde compartió crítica en la que cuestionó a los “políticos corruptos que dejan impunes a quienes arremeten contra la ciudadanía”.

Una hora después, cuando llegaba a un evento proselitista en la Guerrero, Abel Murrieta fue atacado a balazos, llevado a un hospital, donde finalmente perdió al vida. Qepd

error: Este contenido esta protegido !!