Decenas de personas cruzan la frontera a Israel en apoyo de palestinos

Decenas de personas cruzaron este viernes la valla que separa Líbano con el territorio israelí en apoyo a lo palestinos en la peor escalada que se vive desde hace siete años entre la Franja de Gaza e Israel, confirmaron a Efe fuentes militares libanesas.

La fuente dijo que decenas de personas cruzaron desde la aldea de Kafrkila, en el sur de Líbano, y el Ejército libanés se desplegó en esa zona, que está dominada por el grupo chií libanés Hezbolá.

Según la fuente militar, los individuos, que no fueron identificados, “destruyeron la valla de metal y empezaron a quemar el césped en la zona, pero el Ejército israelí disparó tiros de advertencia que provocaron que regresaran”, afirmando que algunas de esas personas sí lograron entrar a territorio israelí.

Hasta el momento, hay al menos una persona que ha resultado herida en esta acción, sin saber hasta el momento cómo sufrió las lesiones, indicó la fuente militar libanesa.

Por su parte, El Ejército israelí confirmó en un mensaje que tanques de sus unidades “dispararon tiros de advertencia contra varias saboteadores que cruzaron desde el Líbano hacia territorio israelí. Los sospechosos sabotearon la valla e incendiaron la zona antes de regresar al territorio libanés”, dijo.

Esto se produce mientras en el oeste de Jordania, cientos de manifestantes que marcharon hacia la frontera intentaron alcanzar la zona militar en el paso de Allenby, que separa Cisjordania de Jordania, en apoyo a los palestinos.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad jordanas dispersaron a los manifestantes con gases lacrimógenos para impedir que llegaran a la zona militar, informó la televisión estatal jordana.

El jueves, al menos tres cohetes fueron lanzados desde el sur del Líbano a Israel, aunque por el momento se desconoce la autoría, según el Ejército libanés e israelí.

El Líbano y su vecino Israel no mantienen relaciones diplomáticas; formalmente están en guerra y, a día de hoy, después de varios conflictos armados, no han establecido aún un alto al fuego permanente.

Esta acción sucede en medio de la peor escalada de violencia en los últimos siete años entre palestinos e israelíes que se ha cobrado la vida de al menos 120 palestinos, con cientos de heridos y fuertes disturbios en las calles, que se extienden ya por diferentes ciudades.

 

error: Este contenido esta protegido !!