‘La Casa de Papel’, un fenómeno que ha hecho crecer un 420% a su productora.

Netflix estrenó este viernes la quinta y última temporada de La casa de papel, la serie española que se ha convertido en un fenómeno mundial desde que desembarcó en la plataforma, y que se ha convertido en uno de los títulos principales de su oferta a nivel global.

Un éxito de audiencia que ha convertido en estrellas mundiales a sus protagonistas, que acumulan millones de seguidores en redes sociales, y que ha hecho crecer de forma exponencial a su productora, Vancouver Media.

Esta, fundada por el creador de la serie, Álex Pina, y que también posee su mayoría accionarial, ha incrementado sus ingresos un 424% desde que estrenó la serie en 2017, entonces en Antena 3. Aquel año, Vancouver Media, en la que también participa con un 20% la propia Atresmedia, obtuvo una facturación de 8,8 millones. En 2020 esta ascendió a 46,1 millones, lo que además de multiplicar por más de cinco la cifra de 2017, supuso un incremento del 26% frente a 2019, como reflejan las cuentas que acaba de depositar en el Registro Mercantil. Su beneficio fue de 6,5 millones, frente a los 10 del año anterior.

Como dice en su informe de gestión, el motivo del aumento de ingresos está en el “rápido crecimiento de la compañía, traducido en un mayor número de proyectos de producción de series”. Tras el éxito de La casa de papel, Vancouver Media también ha estado detrás de la serie Sky Rojo, otro título que se emite a través de Netflix, o de White Lines, también en la misma plataforma y que se estrenó el año pasado. Antes produjo El embarcadero, emitida en Movistar +.

Netflix es el principal cliente de la productora de Álex Pina. En sus cuentas anuales cifra en 45,9 millones los ingresos procedentes de la compañía estadounidense, el 99,6% de su facturación. Los ingresos procedentes de España fueron de apenas 158.872 euros, el 0,4% restante.

Su crecimiento también ha ido acompañado de un incremento del empleo generado. En 2020, el número medio de personas que trabajaron para la productora fue de 211, por las 137 de 2019 o el medio centenar de 2017. Eso sí, la pandemia también impactó el año pasado en Vancouver Media, que tuvo que acometer un ERTE al suspender el calendario de rodajes por el confinamiento. Los trabajadores afectados ya se habían reincorporado a su trabajo a la fecha de formulación de las cuentas, el pasado 31 de marzo. En ellas, la sociedad no cree que la evolución del Covid-19 afecte de forma significativa a su negocio de este año.

error: Este contenido esta protegido !!