Legislación sobre objeción de conciencia traerá balance a atención médica: Dra. Jennifer Hincapié.

Además de la interrupción del embarazo, la objeción de conciencia puede convocarse por eutanasia, suicidio asistido o limitación del esfuerzo terapéutico.

El llamado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a legislar sobre la objeción de conciencia representará un balance entre los derechos del paciente y los profesionales de la salud, consideró la doctora Jennifer Hincapié.

En entrevista para el espacio de Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula la académica de la Facultad de Medicina de la UNAM reconoció que aumentó el número de objetores de conciencia en algunos países donde se ha despenalizado el aborto.

Sin embargo, enfatizó, ello no quiere decir que en México vaya a pasar lo mismo, pues existe un “nutrido grupo” de médicos dispuestos a practicar interrupciones del embarazo.

Es tan valiosa la autonomía de los pacientes para elegir su propio plan de vida, como las determinaciones y la autonomía moral que tienen los profesionales de la Salud. Esto genera un balance porque no es necesario exigirle a los profesionales de la Salud que hagan prácticas que van en contra de su credo”, opinó.

La doctora Hincapié detalló que la objeción de conciencia refiere a la posibilidad de personal médico y de enfermería para abstenerse de participar en servicios de salud por razones personales y no únicamente por religión.

En México se basa en el reconocimiento de su derecho a ejercer la libertad de conciencia en el ejercicio de su profesión, pese a su obligación de recibir y atender pacientes, presente en el artículo 229 del Código Penal Federal.

Además de la interrupción del embarazo, los profesionales de la Salud pueden convocar la objeción de conciencia en casos de eutanasia, suicidio asistido o limitación del esfuerzo terapéutico.

Jennifer Hincapié expresó que, cuando la interrupción del embarazo es planeada los profesionales de la Salud, podrían ejercer la objeción de conciencia, pero no así si la vida de la persona gestante está en riesgo.

“Si se hiciera una ponderación de valores es mucho más valioso respetar la vida que la consideración personal de cada médico”, añadió.

En México, legislar sobre la objeción de conciencia busca establecer de manera detallada los pasos a seguir cuando se presente algún caso, así como realizar una lista de los profesionales objetores para canalizar de mejor manera a los pacientes, en este caso personas gestantes, para la interrupción del embarazo.

error: Este contenido esta protegido !!