‘Puse sangre sobre de mí’ para sobrevivir a tiroteo en Texas, relata niña de 11 años al Congreso de EU

Padres de múltiples jóvenes estadounidenses que han sido asesinado o heridos en los últimos tiroteos ocurridos en el país testificaron ante un panel del Congreso.

 

Una niña de 11 años, superviviente del tiroteo del mes pasado en una primaria de Texas, narró este miércoles a los legisladores estadounidenses cómo actuó desesperadamente para salvar su vida después de que el joven agresor, Salvador Ramos, le disparó a una amiga que estaba a su lado.

Dijo: “Cogí la sangre y la puse sobre mí”.

Miah Cerrillo y los padres de múltiples jóvenes estadounidenses muertos y heridos en una oleada de recientes tiroteos testificaron el miércoles ante un panel del Congreso, mientras un grupo bipartidista de senadores trabaja para ver si había alguna reforma sobre la seguridad de las armas que demócratas y republicanos pueden acordar.

“Le dijo a mi maestra ‘buenas noches’ y le disparó en la cabeza”, dijo Cerrillo en una entrevista pregrabada y reproducida para la Comisión de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes.

“Y luego disparó a algunos de mis compañeros de clase y a la pizarra”, relató, añadiendo: “Disparó a mi amiga que estaba a mi lado… y pensé que iba a volver al aula. Tomé la sangre y me la puse encima “.

La joven dijo que teme que este tipo de violencia pueda repetirse en la escuela.

Cerrillo habló dos semanas después del tiroteo perpetrado por el joven de 18 años en la escuela primaria Robb de Uvalde, Texas, en donde fueron asesinados 19 de sus compañeros y dos profesores.

Decenas de personas han muerto en una serie de tiroteos masivos en Estados Unidos en las últimas semanas, lo que ha dado paso a la más reciente ronda de conversaciones bipartidistas en el Senado de Estados Unidos.

Su testimonio se produce en momentos en que Estados Unidos ha sufrido más de 200 tiroteos masivos en lo que va del año.

Mientras tanto, el pleno de la Cámara de Representantes debatió un proyecto de ley para elevar la edad mínima de 18 a 21 años para la compra de ciertas armas de fuego y soportar las prohibiciones sobre las armas no rastreables.

En lugar de presionar para que se voten rápidamente los proyectos de ley más amplios de la Cámara, el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, ha optado por dar más tiempo a las negociaciones bipartidistas en su cámara.

Los demócratas han señalado a los republicanos que estarían dispuestos a aceptar un primer paso estrecho con la legislación, incluso cuando el presidente Joe Biden pida medidas más duras, como la prohibición de las armas de asalto.

Con información de Reuters.

Ultimas Noticias