Hasta pronto, pequeña Ana

Hasta Caborca fue trasladada la bebé separada de sus padres adictos, al nacer en abril pasado

Después de dos meses en el Hospital General  de Guaymas, la pequeña Ana como fue nombrada por enfermeras, recibió el aviso de espacio en una casa hogar temporal mientras se determina su situación legal.

En la cuna vacía, personal de pediatría derramó lágrimas al saber que el DIF Empalme por fin ordenó su traslado a un lugar más seguro con atenciones parecidas a un hogar.

Jovana, enfermera que la cuidó desde el uno de abril que nació, rompió en llanto cuando la trabajadora social la retiró de la cuna que ella adornó cuando cumplió sus primeros dos meses.

Es lo mejor para ella pero se encariña una, decían las mujeres que fueron madres para Ana Sofía, después de que diera positivo al cristal por ser hija de padres adictos.

Completamente sana, ahora la bebé tiene la oportunidad de ir a un hogar de acogida si es la decisión del DIF, en tanto autoridades determinan situación de custodia.

Y mientras todo el hospital general extraña a la bebé y hay cientos de parejas y mujeres buscando adoptarla, la mamá y el papá biológicos de la pequeña siguen con problemas de drogas, en situación de calle y sin acercarse a reclamar derechos legales de la niña que hoy dormirá su primera noche fuera de un hospital.

Ultimas Noticias