Interrogan al presidente de Perú en investigación por presunta corrupción

El presidente de Perú es investigado por la concesión, para la construcción de un puente en la Amazonía del país, a una presunta organización criminal.

 

El presidente de Perú, Pedro Castillo, llegó a la sede de la Fiscalía de la Nación para ser interrogado por el fiscal general, Pablo Sánchez, como parte de la investigación preliminar que se sigue de un presunto caso de corrupción en el actual Gobierno.

“A fin de aclarar las denuncias y especulaciones en mi contra, hoy acudiré a la Fiscalía de la Nación en un acto de transparencia con el pueblo y colaboración con la justicia”, señaló Castillo en Twitter antes de partir caminando hacia la sede fiscal, ubicada a pocas cuadras del Palacio de Gobierno.

El jefe de Estado, que fue escoltado por un numeroso contingente policial, comenzó a brindar sus declaraciones en estricta privacidad como parte de la investigación de la concesión para la construcción de un puente en la Amazonía del país, que la Fiscalía considera que pudo otorgarse a una presunta organización criminal enquistada en el actual Ejecutivo.

La Fiscalía plantea que el mandatario es el líder de esa organización, presuntamente encargada de organizar la adjudicación de obras a empresarios que colaboraron con su campaña electoral del año pasado y de nombrar a funcionarios afines a esa tarea.

Castillo adelantó este jueves que asistiría a las citaciones del Ministerio Público “para dar la cara” ante las imputaciones que se hacen en su contra y que él niega de manera enfática.

El abogado de Castillo, Benji Espinoza, declaró que el Fiscal de la Nación no es competente para investigar al presidente, pues este solo puede ser acusado durante su periodo por traición a la patria, por impedir las elecciones, por disolver el Congreso, o impedir el funcionamiento de los órganos electorales.

Espinoza aseguró que el mandatario ha recibido un “trato discriminatorio“, porque a ningún gobernante anterior se le ha abierto una investigación mientras duró su mandato y citó los casos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (1985-1990, 2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016), imputados por lavado de activos a raíz del escándalo de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

En la actual investigación contra esos procesos, las autoridades han emitido una orden de captura contra el exministro Silva, el exsecretario de la Presidencia, Bruno Pacheco, y un sobrino de Castillo.

Además, la Fiscalía ha recibido los testimonios de los empresarios Karelim López y Zamir Villaverde, quienes aseguraron haber representado a empresas que ganaron las adjudicaciones y han presentado audios haciendo presuntas coordinaciones con los funcionarios imputados.

Con información de EFE.

Ultimas Noticias