Preocupa retorno de periodistas a México tras refugio en Barcelona

Barcelona lleva a cabo un programa da asilo y ayuda psicosocial a defensores de derechos humanos y periodistas durante seis meses.

 

El contexto de violencia que enfrentan los periodistas en México es la mayor preocupación para el programa “Barcelona protege a periodistas de México” que acoge a comunicadores mexicanos amenazados por el ejercicio de su profesión en el país y les proporciona asilo por seis meses con el fin de darles un respiro y reforzar sus capacidades para afrontar su situación.

Judith Salas, directora de Justicia Global y Cooperación Internacional del Ayuntamiento de Barcelona, quien visitó México para presentar los resultados de la misión de la iniciativa en el país, llevada a cabo entre el 19 y el 23 de junio, dijo en conferencia de prensa que espera que esto sea un punto de inflexión en el tema.

“Espero que esta visita sirva como punto de inflexión para mejorar la coordinación entre todas las partes que formamos parte del programa (de protección a periodistas en España), pero también para dar conocer este programa a las autoridades mexicanas porque al fin y al cabo los extraes por una estancia muy corta de seis meses, pero luego nos preocupa mucho qué pasa con el retorno a México”, expresó.

Actualmente el programa “Barcelona protege a periodistas de México” ha dado atención y seguimiento a 16 periodistas mexicanos y acogerá a dos mujeres más en julio, de entre los cuales el 30 por ciento provienen del estado de Guerrero, que se ubica en la costa del Pacífico mexicano.

Arturo Landeros, de Taula per Mexic, organización que forma parte del programa, recordó que la iniciativa se originó como piloto desde 2017 y se consolidó en 2018, desde donde han brindado alojamiento, capacitación y atención médica y psicológica a periodistas de Sinaloa, Tamaulipas, Chihuahua, Coahuila, Chiapas, Veracruz y Oaxaca.

“En esta ocasión reconocemos que hay una crisis importante con lo que ocurre con los periodistas en México, no solo por los asesinatos, sino también por una crisis de desplazamiento interno de sus lugares donde están ejerciendo sus labores”, añadió.

También refirió que la Ciudad de México se ha convertido en refugio de muchos periodistas al interior del territorio mexicano que tienen que huir de sus ciudades y municipios de origen debido a presiones y amenazas del crimen organizado, o bien, de funcionarios de diversos niveles gubernamentales que presionan porque una nota no salga a la luz.

Con información de EFE.

Ultimas Noticias