Activistas piden a panel del T-MEC que defienda los maíces

La controversia sobre el maíz transgénico en México ha generado un movimiento significativo de activistas y organizaciones preocupadas por la preservación de los maíces nativos del país. Más de 100 mil activistas han firmado una carta dirigida a los panelistas encargados de decidir sobre la prohibición del maíz transgénico estadounidense en México, en el marco del T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá).

La Campaña Nacional Sin Maíz no hay País, liderada por la Alianza por la Salud Alimentaria y la Demanda Colectiva Maíz, busca sensibilizar a los panelistas Christian Häberli, Jean E. Kalicki y Hugo Perezcano Díaz sobre la importancia cultural, ambiental, de salud y alimentaria de los maíces nativos mexicanos. Argumentan que estos maíces son fundamentales para la dieta mexicana y que no hay suficientes estudios científicos que evalúen adecuadamente el impacto del maíz genéticamente modificado en la salud y el medio ambiente.

Además, enfatizan la necesidad de aplicar el principio precautorio ante la incertidumbre científica y han señalado que la contaminación genética de las variedades nativas con maíz transgénico importado representa una amenaza para la diversidad biocultural de México y para la siembra de maíz en otras partes del mundo.

La carta también busca que se escuche la opinión de la sociedad mexicana, así como de sectores en Estados Unidos y Canadá que apoyan la biodiversidad y la alimentación sana. Subrayan que la prohibición propuesta no afectaría significativamente las importaciones de maíz de Estados Unidos destinadas principalmente a forraje e usos industriales, y no al consumo humano directo como masa y tortilla.

Este conflicto se enmarca en los esfuerzos de México para eliminar gradualmente el glifosato y el maíz transgénico desde 2020, lo que ha resultado en consultas bajo el T-MEC. A pesar de los desafíos y la falta de un herbicida sustituto viable, el gobierno mexicano ha postergado la eliminación definitiva de estas sustancias.