‘Ilegales’ y ‘criminales’: la politización de la migración 

El primer debate presidencial entre Joe Biden y Donald Trump se centrará en gran medida en el tema de la migración, reflejando posturas opuestas y propuestas divergentes. Biden ha implementado medidas como restricciones más estrictas al asilo y una política mixta que ha incluido tanto alivios migratorios como restricciones más duras, lo que ha generado críticas y elogios encontrados. Por otro lado, Trump ha criticado severamente la política migratoria de Biden, prometiendo revertirla completamente si regresa a la presidencia, incluyendo medidas como la “deportación masiva” y el cierre total de la frontera con México desde su primer día de gobierno.

Biden se distancia de las posturas de Trump al enfocarse en un enfoque más comprensivo y humanitario hacia los migrantes, mientras que Trump utiliza casos criminales vinculados con migrantes para reforzar su argumento de una amenaza asociada con la migración ilegal. Ambos candidatos esperan utilizar este tema para movilizar a sus bases electorales, reflejando preocupaciones significativas entre los votantes estadounidenses sobre la seguridad fronteriza y la inmigración ilegal.

El debate, que será transmitido por CNN el 27 de junio, probablemente destacará las diferencias sustanciales entre las visiones de Biden y Trump sobre cómo abordar el complejo tema migratorio en Estados Unidos.