Noboa: “Los mexicanos siguen felices con las relaciones comerciales con Ecuador”


La situación diplomática entre Ecuador y México ha sido tensa desde abril pasado, cuando Ecuador llevó a cabo una incursión policial en la embajada mexicana en Quito para arrestar al exvicepresidente Jorge Glas. Este incidente llevó a México a romper relaciones diplomáticas con Ecuador. Desde entonces, la relación entre ambos países ha sido complicada, con acusaciones mutuas ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por violaciones a convenios y normas internacionales.

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, ha destacado que, a pesar de la ruptura diplomática, las relaciones comerciales entre México y Ecuador continúan, con México exportando significativamente más a Ecuador que viceversa. Sin embargo, Noboa señaló que no ha habido comunicaciones recientes con México y mencionó específicamente que no ha habido contacto con Claudia Sheinbaum, la presidenta electa de México en ese momento.

La situación se ha visto complicada por el asilo concedido por México a Jorge Glas, quien enfrenta cargos de corrupción en Ecuador y ha sido objeto de controversia política y legal. Glas, exvicepresidente durante los gobiernos de Rafael Correa y Lenín Moreno, se refugió en la embajada mexicana tras una orden de detención en su contra por peculado relacionado con la reconstrucción post-terremoto de 2016.

En resumen, la relación entre Ecuador y México está marcada por conflictos diplomáticos y legales significativos, con repercusiones en la política interna de ambos países y en sus relaciones exteriores.